domingo, 22 de mayo de 2022

Copa de la Liga 2022 Final: Boca Juniors 3 - 0 Tigre, Boca Juniors Campeón

 El Xeneize golpeó en los momentos justos en Córdoba y se impuso gracias a los goles de Marcos Rojo, Frank Fabra y Luis Vázquez. Así, se quedó con el primer título local de 2022.

El primer grito de campeón a nivel local en 2022 fue para Boca Juniors: el Xeneize le ganó 3-0 a Tigre en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba y se quedó con el título de la Copa de la Liga Profesional. En una final pareja, el vencedor goleó en los momentos justos: en el final del primer tiempo, con el cabezazo de Marcos Rojo que se le escapó a Marinelli. En la segunda parte, cuando presionaba el Matador y Fabra aplacó las tensiones con un zurdazo furioso. Y en el epílogo, con el testazo de Vázquez que cerró el score.

El Matador salió a presionar con intensidad en todos los sectores del campo, aunque por momentos no de manera coordinada. En principio, le permitió tener el dominio en el inicio, en el que además contó con un cabezazo franco de Cabrera (tras centro de Zabala) que se marchó desviado. Pero a raíz de las grietas que ofreció el pressing, el Xeneize fue encontrando lugares por donde romperlo. Y consiguió inquietas cuando pudo soltar a sus velocistas por las bandas. Eso sí, de los dos lados, de a ratos, se vieron obligados a saltar líneas sistemáticamente.

A los 12 minutos, un tiro libre de Villa forzó la espectacular volada de Marinelli. Y a los 17′, el VAR se tomó tres minutos para constatar el fuera de juego de Benedetto (por un hombro) en el gran gol que le anularon, tras asistencia del colombiano.

Entre que a Boca le faltó injerencia en sus hombres más aptos para la organización de juego, como Fernández o Romero, y que Tigre de a lapsos entró en un desorden e imprecisión, no abundaron las situaciones de peligro.

Hasta que a los 48 minutos, en la última acción de la etapa inicial, Marcos Rojo cabeceó un córner desde la derecha y el balón se direccionó a las manos de Marinelli. Sin embargo, al portero se le escurrió y, cuando reaccionó, lo terminó sacando desde adentro de su valla. El 1-0, un golpe anímico en el momento oportuno para los de la Ribera.

Tigre salió decidido a adueñarse de la pelota en la segunda parte. Juntó pases hasta ganar confianza y jugar prácticamente en campo contrario, ante un adversario que se replegó para apostar a la contra, pero terminó ofrendándole el manejo total de las acciones a los de Victoria.

En consecuencia, brotaron las chances del Matador para empatar. Tres veces tuvo el gol Retegui; primero con un remate cruzado que tapó Rossi, luego con un centro de Blondel que no consiguió conectar, y después con una arremetida en la que tocó dos veces el balón, pero el guardameta terminó obstruyéndolo.

Al ver a su equipo atorado, Battaglia dispuso el ingreso de Juan Ramírez por Salvio, para robustecer el medio. no lo lograba. Hasta que un rapto de jerarquía lo rescató. A los 22 minutos, Fabra condujó hasta el borde del área sin que nadie lo cruzara. Entonces probó al arco. Y colgó el esférico en el ángulo de los caños. Fue el 2-0 y el desahogo para el elenco auriazul.

A partir de allí, el pleito lució definido. Con espacios pudo ampliar Boca, y Tigre, con empuje, también contó con alguna posibilidad. Pero a los 40′ del complemento, Villa ejecutó un tiro libre y el ingresado Vázquez le bajó la persiana a la final.

Así, sumó su campeonato N° 72 en su historia, contando los 14 en la era amateur y los 58 en la profesional (57). Y saldó la asignatura pendiente que tenía en La Docta, donde había perdido las dos últimas finales, ante San Lorenzo por la Supercopa Argentina en 2016, y frente a Tigre por la Copa de la Superliga en 2019.

Además, dejó atrás las dudas que habían acompañado el ciclo Battaglia (segundo título como DT), al punto que estuvo en duda su continuidad hace poco más de un mes. Boca construyó su campaña en la Copa de la Liga con un segundo puesto en la Zona B detrás de Estudiantes de La Plata, pero luego en los mano a mano eliminó a Defensa y Justicia y a Racing. Y batió al Matador en la final. Un dato que cimenta la vuelta olímpica: no recibió goles en la instancia de mata-mata.

El título representa el empujón que el Xeneize necesitaba para encarar una nueva final: el jueves recibirá en La Bombonera a Deportivo Cali y necesita ganar para avanzar a octavos de final en la Copa Libertadores. Lo de Tigre, de todos modos, fue meritorio: de ascender a Primera hace apenas seis meses a llegar a una final eliminando a River y dándole batalla a un Boca plagado de figuras.

Formaciones

Boca Juniors: Agustín Rossi; Luis Advíncula, Carlos Izquierdoz, Marcos Rojo, Frank Fabra; Guillermo “Pol” Fernández, Alan Varela, Oscar Romero; Eduardo Salvio, Darío Benedetto, Sebastián Villa. DT: Sebastián Battaglia.

Tigre: Gonzalo Marinelli; Lucas Blondel, Víctor Cabrera, Abel Luciatti, Sebastián Prieto; Sebastián Prediger, Ezequiel Fernández; Facundo Colidio, Cristian Zabala, Alexis Castro; Mateo Retegui. DT: Diego Martínez.

Árbitro: Darío Herrera.

Cancha: Mario Alberto Kempes, de Córdoba. 

Boca Juniors 3 - 0 Tigre

Video Copa de La Liga 2022 Argentina: Boca Juniors Campeon y Tabla de descenso 2022

jueves, 19 de mayo de 2022

Copa Libertadores 2022, Grupo F, Fecha 5: River Plate 4 - 0 Alianza Lima

 Palavecino, De la Cruz, Martínez y Barco anotaron los goles para el Millonario, que mantiene el invicto y se aseguró el liderazgo del Grupo F de la competencia.

Tras quedar eliminado de la Copa de la Liga, River Plate volvió a ser River Plate en la Copa Libertadores: goleó 4-0 a Colo Colo en el Monumental y avanzó a los octavos de final del torneo como líder del Grupo F. Agustín Palavecino, Nicolás de la Cruz, David Martínez y Ezequiel Barco marcaron para el Millonario, que creció exponencialmente a partir de la apertura del marcador.

Como sucedió en el duelo en Santiago, los dos equipos ofrecieron una postura agresiva y animaron un partido con mucho ritmo. La presión de los chilenos forzó al local a salir en largo, salteando líneas, cuando no se vio cómodo para juntar pases desde el fondo. Así y todo, la primera clara del encuentro fue para River: a los 4 minutos, un cabezazo franco de David Martínez que se marchó apenas desviado.

Pero en más de una oportunidad el Cacique consiguió recuperar alto a partir del bloqueo de los receptores del Millonario y salir rápido, En una, Lucero se durmió mano a mano, no logró afirmar el cuerpo y lo interceptaron. En la otra, Solari desbordó y buscó al propio Lucero, que estuvo a centímetros de abrir el marcador.

De a poco fue haciendo pie el dueño de casa. Sobre todo, cuando los volantes lograron combinarse al salir del asedio, o cuando De la Cruz o Barco (en función de segunda punta) consiguieron romper para abrir espacios. Las acciones más limpias derivaron en un remates del mencionado uruguayo, Palavecino y Fernández, desde buenas posiciones, pero que no llevaron gran riesgo para el arco de Cortés.

A los 41′ confirmó el buen momento: Fernández alargó para De la Cruz, quien sacó el centro rasante y, con algo de suerte, Palavecino terminó provocando el encuentro entre la pelota y la red.

Aunque sufrió zozobra con un tiro en el palo en el inicio del complemento, Julián Álvarez se encendió y propició el golpe de tranquilidad para la Banda. Primero casi anota al minuto, pero el duelo lo ganó Cortés. Y a los 7 desbordó por izquierda, metió el freno y lanzó el centro, que amortiguó Fernández y De la Cruz cabeceó a la red para firmar el 2-0.

Colo Colo sintió el impacto. Y River, como cada vez que percibe la debilidad del rival, olió la sangre. Y no perdonó. Las llegadas surgieron en cascada y los goles surgieron naturalmente. A los 21 minutos, Álvarez ejecutó un córner con precisión y Martínez arremetió para el 3-0.

Y a los 23′ De la Cruz aceleró, abrió para Álvarez que lanzó un cruce al otro lado del área, donde apareció Barco para, con poco ángulo, rubricar el 4-0, y redondear además una interesante producción personal.

La noche angelada de River se confirmó a los 29, cuando Colo Colo tuvo un mano a mano, dio en el travesaño, y en el rebote, con el arco desguarnecido, cabeceó Lucero y Centurión se rehízo con plasticidad para evitar la caída de su valla.

Así, el epílogo transcurrió en modo fiesta. Y a pesar de la gran cantidad de bajas (el pequeño brote de coronavirus que incluyó los casos del arquero Franco Armani, el defensor Javier Pinola y el mediocampista Tomás Pochettino, las lesiones de Juan Fernando Quintero, Cristian Ferreira y Matías Suárez, y la suspensión de Enzo Pérez), logró hacer pie en un partido trascendente.

Por la última jornada, River Plate recibirá el miércoles 25 de mayo a las 19 a Alianza Lima; mientras que Colo Colo cerrará su participación el mismo día y a la misma hora ante Fortaleza en Chile. De todas formas, nadie podrá quitarle el primer puesto de la Zona F, que encabeza con 13 puntos. El Cacique y los brasileños lo siguen con 7. Y los peruanos cierran la nómina con una unidad.

River Plate 4 - 0 Alianza Lima

Copa Libertadores 2022, Grupo E, Fecha 5: Boca Juniors 1 - 1 Corinthians

 Un resultado amargo para los ‘xeneizes’, que jugaron con un hombre más desde el minuto 69′ por expulsión de Víctor Cantillo.

Boca Juniors y Corinthians igualaron 1-1, en un partido por la quinta fecha del Grupo E de la Copa Libertadores 2022 jugado en el estadio La Bombonera. Du Queiroz (15) abrió la cuenta para la visita y Darío Benedetto (42) señaló la igualdad para el ‘Xeneize’, en un cotejo que el ‘Timao’ terminó con diez jugadores por la expulsión del colombiano Víctor Cantillo (69), y también vio la tarjeta roja el entrenador portugués Vítor Pereira.

Con esta igualdad, Corinthians continúa al frente del Grupo E con 8 puntos, seguido por Boca (7), mientras que tercero está el colombiano Deportivo Cali (5) y cuarto el boliviano Always Ready (4), que se enfrentarán en la noche del jueves.

En la sexta y última fecha, a disputarse el jueves 26, Boca recibirá a Deportivo Cali, y Corinthians será local en Sao Paulo frente a Always Ready.

Boca, que llegaba entonado a este compromiso luego de alcanzar la final de la Copa de la Liga argentina, intentó tomar el control del partido, pero se topó con un adversario agazapado, que se mostró ordenado en el fondo.

Y, de hecho, fue Corinthians el que abrió la cuenta en su única llegada de la primera mitad, en un tiro de esquina en el que hubo un despeje corto, bajó la pelota Raul Gustavo dentro del área, y el balón quedó servido a los pies de Du Queiroz, que anotó con un remate cruzado y rasante al rincón izquierdo.

El 1-0 era demasiado premio para un ‘Timao’ preciso y prolijo, que intentaba presionar desde la salida, con algunas buenas intervenciones de Maycon y Du Queiroz, pero que no progresaba más allá de la mitad del terreno.

El empate de Boca se veía venir, y llegó antes del final del primer tiempo, luego de un despeje que quedó corto dentro del área brasileña, Zambrano ganó en lo alto con un cabezazo y le dejó la pelota a Benedetto, que se acomodó y definió con una media vuelta al rincón derecho, lejos de las manos del arquero.

PELEA Y EXPULSIÓN

El segundo tiempo fue ampliamente dominado por Boca, frente a un adversario que se dedicó a refugiarse en su campo, a demorar o máximo posible en cada jugada. Salvio tuvo una buena oportunidad, pero se encontró con una salida rápida de Cássio, que sacó el balón con la punta del pie en una llegada profunda del local, antes del tumulto que consumió varios minutos y que derivó en las expulsiones de Cantillo, por un empujón sobre Pol Fernández, y del DT Vítor Pereira, por protestar.

Cerca del final, tras un gran centro de Romero llegó un cabezazo de Salvio que rozó el vertical derecho cuando Cássio sólo atinaba a mirar, y ya en tiempo de descuento, Salvio envió un centro al medio del área que empujó Pol Fernández, pero sin la potencia necesaria para inquietar al arquero brasileño.

Corinthians se aferró con uñas y dientes a un empate que lo deja como líder, casi clasificado y con la posibilidad de terminar primero si vence como local a Always Ready, mientras que Boca, para asegurarse el billete, deberá superar la semana próxima al Cali, nuevamente en la Bombonera.

Boca Juniors 1 - 1 Corinthians

sábado, 14 de mayo de 2022

Copa de la Liga 2022 Cuartos de Final: Boca Juniors 0 (6) - (5) 0 Racing Club

Después de empatar sin goles en el tiempo reglamentario, los xeneizes lograron imponerse desde los 12 pasos por 6-5.

Boca Juniors se clasificó a la final de la Copa de la Liga del fútbol argentino, al ganarle a Racing en la definición por penales por 6-5 (0-0 en los 90 minutos), en la primera semifinal del certamen, jugada la tarde del sábado en el estadio de Lanús (periferia sur bonaerense).

En la final, a jugarse el domingo 22, Boca se enfrentará al ganador de la restante semifinal, que este domingo 15 disputarán Argentinos Juniors y Tigre en el estadio de Huracán.

El ganador de la Copa de la Liga obtendrá un pasaje directo a la Copa Libertadores 2023.

Se mostró mejor Racing desde el comienzo, a partir de un juego más agresivo, más lúcido para encontrar espacios y salir rápido, y así la Academia llegó en un par de ocasiones con un centro que no llegó a conectar Copetti con el arco vacío y un zurdazo de Rojas que salió apenas desviado.

Lento y previsible, Boca no conseguía salir de su terreno, asfixiado por la presión que le imponía Racing en la salida, y falto de reacción para adaptarse al ritmo intenso que le imponía su adversario.

El dominio de Racing, dirigido por Fernando Gago, quedó expuesto en la cantidad de llegadas a las áreas, porque Racing generó mucho, y Boca no consiguió patear una vez al campo de juego en la primera mitad.

El desarrollo en la segunda parte se hizo trabado, áspero y cargado de infracciones, a tal punto que el cotejo terminó con 9 amonestados, con Boca desconectado entre líneas, ya que Varela, Ramírez y Pol Fernández no tenían espacios en el medio, y Sebastián Villa quedaba muy aislado, sin poder desequilibrar con su velocidad.

- Racing fue más –

Racing siempre fue más incisivo, y contó con otra ocasión, pero Alcaraz cabeceó desviado desde buena posición, y eso fue todo, hasta los penales. Los últimos 20 minutos se consumieron en un trámite deslucido y opaco, por lo que la definición se trasladó a los penales.

En la definición desde los once metros, por Boca anotaron Marcos Rojo, Carlos Izquierdoz, Guillermo Fernández, Darío Benedetto, Sebastián Villa y Alan Varela, mientras que Gastón Gómez atajó el remate de Eduardo Salvio.

Del lado de Racing convirtieron Gonzalo Piovi, Edwin Cardona, Tomás Chancalay, Carlos Alcaraz y Javier Correa, en tanto que Agustín Rossi contuvo el disparo de Enzo Copetti, y Emiliano Insúa desvió su remate.

Racing, que terminó invicto el campeonato, no consiguió doblegar a un Boca que resistió cuando fue superado en el juego, y en los penales encontró la llave para quedarse con una eliminatoria compleja, que lo deja a las puertas de una nueva consagración en el fútbol local.

Boca Juniors 0 (6) - (5) 0 Racing Club

miércoles, 11 de mayo de 2022

Copa de la Liga 2022 Cuartos de Final: River Plate 1 - 2 Tigre

 El sueño de River Plate de levantar la Copa de la Liga se extinguió en cuartos de final. Tigre lo sorprendió en el Monumental y lo venció por 2 a 1, gracias a los goles de dos ex Boca Juniors: Mateo Retegui y Facundo Colidio. Enzo Fernández había igualado en el inicio del segundo tiempo. Así, el elenco conducido por Diego Martínez jugará frente a Estudiantes el próximo domingo desde las 17 por un lugar en la definición del torneo.

El Matador sostuvo su estilo aún ante el Millonario y en su hogar. Apostó a presionar arriba y, con el balón, intentó salir de abajo, con prolijidad, pero no temió saltar líneas para Retegui y Colidio si veía complicado el panorama. De hecho, tuvo las dos primeras chances del encuentro y una terminó en gol. A los 2 minutos, el ex Boca remató desde afuera del área y Armani respondió enviando al córner. A los 4′, Zabala sacó el centro desde la izquierda y el hijo del Chapa se arqueó y acomodó el cuerpo para inventar un cabezazo letal, que terminó en el 1-0.

Si bien el dueño de casa reaccionó con un par de aproximaciones interesantes (un remate de Enzo Fernández que pasó junto al palo derecho del arquero y una arremetida de Casco que anticipó Marinelli), continuó incómodo, por momentos cediendo el control del pleito y sin hacer pie en el mediocampo.

La posesión de la Banda se tornó infructuosa ante el buen posicionamiento de Tigre y su plena concentración para cortar y salir rápido para lastimar. El foco de la visita estuvo en nublar la imaginación de Enzo Pérez y Enzo Fernández, las dos piezas en las que se apoya mayoritariamente el juego de los orientados por Gallardo.

A los 20′ el local encontró espacios, De la Cruz habilitó de cabeza y Pochettino, mano a mano, resolvió cruzado y desviado. Pero el Matador también pudo ampliar, por ejemplo, con el intento de 50 metros de Colidio que tapó Armani, o el cabezazo de Prediger, que ganó en las alturas, pero le salió muy al medio.

Los de Victoria ofrecieron varios puntos altos: los centrales Cabrera y Luciatti, Blondel, Zabala, Castro y los delanteros, pero sobre todo el equipo como bloque, siguiendo al pie de la letra el plan. Gallardo vio los últimos minutos antes del descanso sentado en el banco, con el gesto adusto, disconforme con la versión que vio de sus dirigidos.

River exhibió otra dinámica desde que pisó en el césped en la segunda parte. Con pases más directos y mayor movilidad, empezó a cercar a su rival, que de todas formas inquietó con un tiro cruzado de Retegui. Gallardo y su asistente, Matías Biscay, reclamaron enfáticamente que sus pupilos buscaran romper de media distancia. Y Enzo Fernández obedeció...

A los 12 minutos, De la Cruz le levantó la pelota y el ex Defensa le pegó de aire desde el borde del área y la clavó en un ángulo para rescatar a su equipo y rubricar el 1-1.

Pero el cotejo siguió siendo cambiante y regalando emociones. En el mejor momento del Millonario, Tigre volvió a golpear. Paulo Díaz erró un pase en la salida, lo interceptó Colidio, quien se transformó en un tren. Lo superó con un enganche y definió ante la salida del arquero para gritar el 2-1.

Con el correr de los minutos y la evidencia de que no se trataba de la mejor jornada de River, Gallardo fue modificando la estructura en pos de un juego más directo, recargando el área con centros. Pudo haber igualado Romero, con una pirueta alta. También Fernández de tiro libre. en el medio, la polémica: Palavecino corrió mano a mano, Marinelli salió a cortar y el ex Platense cayó. ¿Penal? Para Espinoza no, y para el VAR tampoco. La sensación es que el contacto lo inició el volante, aprovechando el derrape del arquero, buscando la infracción.

Y Tigre, ascendido para esta temporada, consumó el impacto. Enfrentará a Argentinos (que eliminó por penales a Estudiantes), con el sueño de alcanzar una nueva final frente al vencedor de Racing y Boca. River, tal como declaró Enzo Pérez con sapiencia, “regaló 45 minutos”. Volvió a mostrar lapsos de opacidad, y otra vez un error grave (esta vez de Paulo Díaz) lo dejó con las manos vacías. Detalles que Gallardo tendrá subrayados en rojo pensando en la Copa Libertadores, el objetivo más a mano tras la inesperada decepción.

River Plate 1 - 2 Tigre