martes, 19 de noviembre de 2019

Flamengo-River, una final inédita en las 60 ediciones de la Libertadores



Por primera vez en sus 60 ediciones, la Copa Libertadores tendrá este sábado una final entre el Flamengo y el River Plate, que de manera también inédita se jugarán el título a partido único en el Estadio Monumental de Lima.

Entre los dos equipos acumulan 50 participaciones en la Libertadores, de ellas 35 por parte de River y apenas 15 por parte del Flamengo, pero solo en nueve ediciones del torneo han coincidido ambos equipos. El partido se jugará este sábado, desde las 16:00, ene lMonumental de Lima (Perú).

Tanto cariocas como bonaerenses se habían enfrentado 12 veces antes en la Copa Libertadores, de las que en cinco salió como vencedor River, cuatro tuvo como ganador a Flamengo y tres acabaron en empate, pero ninguna de ellas en una final como ocurre este año.

SEGUNDA FINAL PARA FLAMENGO, SÉPTIMA PARA RIVER

Para el Flamengo se trata de la segunda final de su historia y la primera en 38 años después de que en 1981 conquistase su primera y única Libertadores frente al Cobreloa chileno.

En cambio para River esta será su séptima final y la segunda consecutiva, de las que perdió las dos primeras (1966 y 1976) y ganó las cuatro siguientes (1986, 1996, 2015 y 2018).

Solo en cuatro casos dentro de esas seis décadas de competición la final de la Libertadores repitió a los mismos contrincantes y en uno de ellos estuvo inmerso River.

DOS COPAS GANADAS AL AMÉRICA DE CALI

Tanto en 1986 como en 1996 la final de la Libertadores convocó a River Plate y al América de Cali, y en ambas ocasiones los “millonarios” terminaron alzando el título.

En la primera se impusieron por 1-2 en Cali y por 1-0 en Buenos Aires, mientras que diez años después remontaron el 1-0 logrado por los colombianos en la ida gracias a un 2-0 conseguido en el Estadio Monumental de Buenos Aires.

Con las dos finales ganadas al América de Cali, River igualó su negativo registro en las finales de Libertadores que había disputado en 1966 y 1976.

PRIMERAS FINALES PARA OLVIDAR

La primera tuvo como vencedor al Peñarol uruguayo en el partido de desempate de la final por 4-2, tras haberse impuesto a River por 2-0 en Montevideo y haber perdido por 3-2 en Buenos Aires.

La siguiente dio el título al Cruzeiro brasileño en las mismas circunstancias, pues derrotó al Millonario por 3-2 en el tercer partido, tras haber ganado en la ida por 4-1 y haber perdido el partido de vuelta por 2-1.

19 AÑOS DE ESPERA

Casi dos décadas pasarían para volver a ver a River en una final de la Libertadores, pues no fue hasta 2015 cuando los bonaerenses volvieron a la última instancia del campeonato, ya con Marcelo 'el Muñeco' Gallardo en el banquillo.

Los “millonarios” alzaron su tercera Libertadores frente al Tigres mexicano al empatar sin goles en el partido de ida disputado en Monterrey y golear por 3-0 en la vuelta celebrada en el Monumental de Buenos Aires, con goles de Lucas Alario, Carlos Sánchez y Ramiro Funes Mori.

LA FINAL DEL SIGLO

Solo tres años después, en la temporada pasada, River regresó a la final para enfrentarse a Boca Juniors, su eterno rival, en la denominada final de siglo, una de las más polémicas de la historia por los disturbios que obligaron a jugar el segundo partido en el estadio Santiago Bernabéu, de Madrid.

Tras el empate 2-2 en La Bombonera y el frustrado partido de vuelta en el Monumental, River se impuso con un contundente 3-1 en la capital española con los goles en la prórroga de Juan Fernando Quintero y Gonzalo “Pity” Martínez, tras haber empatado el partido 1-1 con tantos de Lucas Pratto para River y Darío Benedetto para Boca.

AL ALCANCE DEL BICAMPEONATO

Con esta segunda final consecutiva de Libertadores, River tendrá ante Flamengo la oportunidad de ganar por dos veces seguidas el título.

La Copa Libertadores no repite campeón desde el 2001, cuando Boca Juniors ganó al Cruz Azul mexicano tras haberlo hecho en el 2000 ante el Palmeiras brasileño. Así el 'xeneize' emuló su primer bicampeonato ganado en 1977 al Cruzeiro y en 1978 al Deportivo Cali.

Otros clubes que también consiguieron dos títulos consecutivos son Peñarol (1960 y 1961), Santos (1963 y 1964), Sao Paulo (1992 y 1993) e Independiente, que alzó el título en 1968 y 1969, antes de forjar su leyenda del “Rey de Copas” y marcar el récord de cuatro Libertadores seguidas entre 1972 y 1975.

lunes, 18 de noviembre de 2019

Flamengo ganó antes de la final ante River

Flamengo continúa imparable y consiguió una victoria ante Gremio en su último partido antes de la final de la Copa Libertadores que disputará ante River en Lima el próximo sábado 23 de noviembre. El equipo de Río de Janeiro se impuso por 1-0 y quedó a las puertas del títulos del Brasileirao.

En el Estadio Arena do Gremio de Porto Alegre, el equipo dirigido por Jorge Jesús superó al local con un gol de penal de Gabigol por la fecha 33 del torneo brasileño. El Fla no tuvo inconvenientes para vencer al Tricolor, pese a que su DT tomó la decisión de cuidar a ocho de sus titulares.

De los habituales futbolistas que viene utilizando el entrenador luso, solo iniciaron el arquero Diego Alves, el uruguayo Giorgian De Arrascaeta y el mencionado goleador. Este último fue quien definió el resultado con un remate certero desde los doce pasos.

Contemplando el empate por 4-4 ante el Vasco Da Gama, partido que el Flamengo adelantó y corresponde a la 34ª jornada del campeonato local, el elenco quedó con 81 unidades en la cima de la tabla. De esta manera, el próximo fin de semana mientras esté en Perú disputando el choque decisivo ante el Millonario, si el Palmeiras cae ante el Gremio, el Fla será campeón.

Otro dato que impresiona sobre el equipo carioca es el de su invicto: entre la Serie A de Brasil y la Copa, acumula 25 presentaciones sin perder. Ganó 21 y empató cuatro. La última caída del Flamengo fue el 4 de agosto de este año ante Bahía por la fecha 13 del torneo doméstico, cuando el combinado local se impuso por 3-0.

jueves, 7 de noviembre de 2019

Hinchas de River celebran el cambio de sede de la final

Los hinchas de River Plate coincidieron ayer miércoles en que era inviable que la final de la Copa Libertadores entre el Millonario y el Flamengo se disputara en Chile, pero lamentaron las complicaciones que el cambio de sede genera a los que ya tenían las entradas.

La final de la Copa Libertadores entre River Plate y el Flamengo iba a disputarse el 23 de noviembre en Santiago de Chile, pero la Conmebol dispuso este martes que se juegue en el Monumental de Lima por la crisis social que atraviesa Chile.

"Por un lado me parece bien y por el otro lado mal, por los hinchas que ya habían sacado entradas. Tengo muchos conocidos que ya tenían pasaje para ir y todo. Ahora está carísimo para ir a Lima. Perú es el doble o triple, me parece mal por ese lado, pero bien por lo que está pasando en Chile", dijo a Efe desde el Monumental Enrique Toranzos, de 23 años.

"El club también tiene que cuidar al hincha", añadió este fanático, que le puso a su hijo Thiago Carp (Club Atlético River Plate) Toranzos. EFE

Conmebol dará 20 mil entradas para la final de Copa Libertadores 2019

Conmebol confirmó al estadio Monumental de Lima como la sede de la gran final de la Copa Libertadores 2019 entre Flamengo-River Plate y todo indica que Perú recibirá cerca de 20 mil entradas para ser compradas por la afición.
Para ello, Conmebol devolverá el 100% del precio de las entradas a los hinchas que las adquirieron, a través del mismo medio por el que compraron.
A dichos hinchas, se les remitirá un nuevo código que les otorgará derecho de preferencia de compra por el plazo de 72 horas. Transcurrido el plazo, el código quedará invalidado, y las entradas para el juego River vs Flamengo se pondrán a la venta al público en general.
¿Cuánto costará las entradas para el River Plate y Flamengo?
En un inicio se dispuso 20 mil boletos para los chilenos por ser anfitriones, ahora este lote de entradas estará a disposición de los peruanos a precios entre US$ 80 y US$ 300 que podrán ser compradas ingresando al link de la Conmebol y siguiendo los pasos que pide.
Cuánto ganará Universitario por organizar la final de la Copa Libertadores?
Se estima una ganancia que podría superar los 500 mil dólares, aunque el momento se podrá conocer oficialmente con el correr de las horas. Habrá un ingreso significativo que ayudará muchísimo a Universitario de Deportes con miras al 2020.
¿Cuántas entradas les dieron a River Plate y Flamengo?
Cerca de 25 mil localidades ya están vendidas para hinchas del Flamengo y River Plate (12,500 por lado). Mientras que 10 mil ya están en manos de los auspiciadores de la Copa Libertadores.
Flamengo ya tiene todo listo para la final de Copa Libertadores en Lima. Desde el domingo 17 de noviembre, el «Mengao» estará en la capital. Mientras que River Plate, llegará tres días antes del trascendental partido a jugarse en el Monumental de Lima.
Precio de entradas River vs Flamengo para comprar en la final de la Copa Libertadores 2019
Categoría 1: Tribuna Pacífico | 250 dólares / 835 soles.
Categoría 2: Tribuna Andes | 150 dólares / 500 soles.
Categoría 3: Tribunas Sur Poniente, Sur Oriente, Norte Oriente, Norte Poniente | 80 dólares / 270 soles.

Boca Juniors compró ficha de defensor Lisandro López al Benfica

El club argentino Boca Juniors compró a Benfica de Portugal el pase definitivo del defensor Lisandro López, dijo ayer el futbolista.
“Estoy feliz de que Boca haya hecho uso de la opción de compra”, indicó el marcador central en una conferencia de prensa en Buenos Aires.
López, de 30 años, inició su carrera en Chacarita Juniors, luego pasó por Getafe de España, Genoa e Inter de Italia y Benfica, antes de incorporarse a préstamo a Boca a inicios de 2019.
“Antes tenía que demostrar para quedarme, ahora tengo que confirmar lo que mostré”, añadió el marcador central.
Desde su llegada a Boca, el central se convirtió en una pieza clave del equipo, que llegó a las semifinales de la Copa Libertadores y aparece en los primeros lugares de la liga local.
Los detalles financieros del acuerdo no fueron revelados, aunque medios locales señalaron que la opción de compra fijada por Benfica era de 3 millones de euros.

Hinchas de River y Flamengo suben la demanda pasajes a Lima

El cambio de sede de Santiago de Chile a Lima en Perú para la final de Copa Libertadores entre River Plate y Flamengo disparó la demanda de pasajes aéreos para ver la final del principal torneo continental de clubes a disputarse el sábado 23 de noviembre.

El diario Marca de España comparó los costos que implica ver la final sudamericana en relación a viajar a Madrid o Londres durante las vísperas del duelo entre millonarios y el rubronegro.

“Los precios de los pasajes a Lima, saliendo el viernes 22 y volviendo el domingo 24 de noviembre, no bajan de los 80.000 pesos (1.300 dólares), una verdadera locura teniendo en cuenta que viajar a Madrid, los mismos días, sale 60.000 pesos (1.000 dólares) y a Londres 70.000 (1.170 dólares)”, comparó el periódico ibérico.

La erogación extra obliga a buscar recursos económicos adicionales para los hinchas y hacer la reserva de hoteles para ver a sus equipos disputando la corona de campeón.

El cambio de sede tomó por sorpresa a las aerolíneas internacionales, principalmente para el traslado de hinchas tanto de Argentina y Brasil. Las empresas realizan las gestiones para habilitar más vuelos ante la demanda de boletos.

“Viajar a Lima en esas fechas es más caro que ir a Europa y ver partidos de la Premier League o de LaLiga de España”, menciona Marca.

martes, 5 de noviembre de 2019

Conmebol resuelve que la final de la Copa Libertadores 2019 se juegue en Lima

La Conmebol resolvió la noche de este martes que la final única de la Copa Libertadores 2019, entre Flamengo, de Brasil y River Plate, de Argentina se dispute el 23 de noviembre en el estadio del Club Universitario de Deportes, de Lima. Inicialmente estaba programada para jugarse en Santiago de Chile, pero las protestas callejeras en la capital chilena obligaron a cambio la sede del partido.

“Nuevas circunstancias de fuerza mayor y orden público, analizadas y evaluadas con prudencia, considerando la seguridad de los jugadores, del público y de las delegaciones, motivaron la decisión de llevar la final de la Copa Conmebol Libertadores 2019 a Lima, Perú, y mantener la fecha del 23 de noviembre”, dice parte del comunicado del organismo sudamericano.

Conmebol afirmó que el apoyo del gobierno de Perú para brindar las garantías de seguridad fue determinante para decidir por Lima. Los otros candidatos eran Barranquilla (Colombia) y Asunción (Paraguay).

“La decisión fue consensuada con los presidentes de los clubes Flamengo y River, de las asociaciones de Argentina, Brasil y Chile y se sustentó asimismo en la política de realizar cada una de las finales únicas en diferentes países”, agrega el comunicado. Conmebol cerró la publicación agradeciendo al gobierno de Chile por el apoyo al fútbol sudamericano.

miércoles, 23 de octubre de 2019

River le propina otro duro golpe a Boca y se clasifica para la final

River Plate le propinó otro duro golpe a Boca Juniors al eliminarlo en la Bombonera y clasificarse para la final de la Copa Libertadores 2019, pese a perder por 1-0 este martes y aprovechar el 2-0 conseguido en el partido de ida en el Monumental.

El único gol del partido lo hizo el venezolano Jan Hurtado, que comenzó en el banquillo, a los 80 minutos.

La salida de los equipos al campo estuvo precedida por un importante espectáculo de fuegos artificiales.

Ambos equipos posaron juntos y se retrataron con un mensaje en contra de la violencia en el fútbol.

El inicio del partido se retrasó unos quince minutos porque empleados del club tuvieron que retirar papeles que arrojaron los hinchas que impedían vislumbrar las demarcaciones del campo.

A los 21 minutos, el árbitro brasileño Wilson Sampaio le anuló un gol al centrocampista de Boca Juniors Eduardo ´Toto´ Salvio porque en la jugada previa la pelota pegó en la mano del defensa Emmanuel Mas.

Poco después, una mala salida del portero Esteban Andrada estuvo cerca de terminar en gol de River.

En una de las últimas jugadas del primer tiempo, Franco Armani evitó un gol en propia puerta de Enzo Pérez.

Durante los primeros 45 minutos, Boca Juniors buscó generar peligro a través de largos y altos envíos para Ramón ´Wanchope´ Ábila, su ariete. Pero River aguantó con solvencia los embates.

El comienzo del segundo tiempo fue muy parecido al primero. Boca atacó pero chocó contra la línea defensiva de River, que no logró inquietar de contraataque.

Alfaro movió el banquillo a los 61 minutos y mandó al campo a dos delanteros: Mauro Zárate y el venezolano Jan Hurtado.

Poco después, Marcelo Gallardo hizo que Lucas Pratto ingresara en lugar del colombiano Borré.

El trámite no varió demasiado. Boca avanzó con ímpetu pero sin ideas y River se defendió con seguridad.

Pero a diez minutos del final, Hurtado, que había ingresado poco antes, anotó el 1-0 tras desviar sobre la línea un tiro libre que envío Alexis Mac Allister y cabeceó Lisandro López.

Boca apretó en el final pero River logró aguantar contra las cuerdas.

En el encuentro de ida el Millonario ganó por 2-0 con goles de Borré y de Ignacio Fernández.

River Plate jugará la final de la Copa Libertadores el 23 de noviembre en el Estadio Nacional de Santiago de Chile ante el Gremio o el Flamengo, que en la ida empataron 1-1, y que este miércoles decidirán en choque de vuelta al otro finalista.

En diciembre del 2018, River Plate se consagró campeón de la Copa Libertadores al vencer a Boca Juniors en la final que se jugó en Madrid (España).

martes, 22 de octubre de 2019

River elimina a Boca y desata otra locura millonaria



El campeón defensor River Plate disputará la final de la Copa Libertadores 2019 pese a perder 1-0 con Boca Juniors este martes en el estadio La Bombonera de Buenos Aires, pero haciendo valer la victoria 2-0 en el partido de ida de las semifinales.

El gol lo marcó el venezolano Jan Hurtado al empujar la pelota sobre la línea del arco, en una arremetida tras un centro que había bajado de cabeza el central Lisandro López, a los 81 minutos.

Los 'millonarios' jugarán el 23 de noviembre en Santiago de Chile un único partido contra el vencedor de la llave brasileña Flamengo-Gremio, que empataron 1-1 el primer choque en Porto Alegre y disputarán la revancha el miércoles en el Maracaná.

El DT de los riverplatenses, Marcelo Gallardo, ganó siete títulos internacionales desde que asumió en 2014, incluidas dos Libertadores. River ganó cuatro veces la Copa, incluida la última en el superclásico trasladado a Madrid en 2018 (3-1), y Boca la conquistó seis veces.


Aluvión 'xeneize'


El presidente argentino Mauricio Macri, expresidente e hincha de Boca, intentó sugerir en su momento que el encuentro se aplazara debido a que se celebran el domingo elecciones generales, pero la Conmebol no lo aceptó.

Boca era una tromba. Mandó a Ramón 'Wanchope' Ábila como único punta de lanza. Carlos Tevez y Eduardo 'Toto' Salvio se lanzaban como morteros contra el área adversaria. Les faltaba encontrar de socio a Alexis Mac Allister. Por las bandas escalaban Julio Buffarini y Emannuel Mas.

Los 'xeneizes' eran un aluvión. Atacaban sin dar cuartel. Lo hicieron como nunca, porque no es el estilo conservador y equilibrado impuesto por el entrenador Gustavo Alfaro. Pero tenían que quemar las naves.

No había otra alternativa para Boca que desorganizar a River. El problema es que rebotaban una y otra vez contra una retaguardia liderada por Lucas Martínez Quarta y Javier Pinola. Enzo Pérez rompía todo juego que se acercara al guardavalla Franco Armani.

Los avances empezaron a mermar. River halló en velocidad huecos para el contragolpe. No proyectó, cuidadoso del resultado, a los laterales Milton Casco y Gonzalo Montiel. A Exequiel Palacios e Ignacio 'Nacho' Fernández les costaba encontrar la pausa para su fútbol de toque incisivo. Había demasiado vértigo. Demasiado nervio en cada acción.

En ese torbellino funcionaba mejor la velocidad y la técnica de Nicolás de la Cruz. El uruguayo quebraba la línea defensiva boquenses a espaldas de Buffarini. En el otro flanco rondaba la amenaza latente del colombiano Rafael Santos Borré.

El talón de Aquiles de Boca eran sus flancos defensivos. El de River los tiros libres ejecutados con pelotas aéreas en los que Boca ganaba los anticipos, sin puntería para el arco.

A los azul y oro les anuló correctamente un gol el árbitro brasileño Wilton Sampaio por mano dentro del área en un centro. No necesitó el VAR (videoarbitraje). La importancia histórica del encuentro disimulaba el mediocre juego de ambos.


Millonario conservador


Un griterío de aliento ensordecedor bajaba desde las tribunas colmadas para mantener el espíritu de los boquenses. Temblaba el piso de la vieja Bombonera. Empujaban los hinchas sin cesar a un equipo más luchador y aguerrido que iluminado.

Boca insistió con la fórmula de las pelotas paradas. River colaboraba involuntariamente con excesivas infracciones en los alrededores del área grande. Cuando River armaba un contragolpe que podía ser letal, aparecía Iván Marcone para voltear rivales. Siempre al filo del reglamento.

Y si la jugada seguía. Carlos Izquierdoz era un salvador de emergencia, un bombero. Junto con Lisandro López, ponían el alma en cada bloqueo arrojándose al piso.

Las últimas cartas que le quedaban a Alfaro las jugó al ordenar las salidas de Ábila y el volante Agustín Almendra. Mandó a la cancha a Mauro Zárate y a Hurtado. Luego al colombiano Sebastián Villa. Zárate lo justificó enseguida con buen dominio de la pelota y remates al arco que exigían a Armani. Hurtado, con su gol.

Gallardo, conservador como nunca, miró las barajas también y respondió con la entrada de los goleadores Lucas Pratto e Ignacio Scocco. Pratto no le dio la razón pues en una carrera limpia hacia el arco, solo sin marca, tiró un insólito pase fallido.

El tiempo se consumió y River celebró en la casa de su archirrival histórico. Para Boca la eliminación es otro episodio que mancha su rica historia menos de un año después de la final de Madrid.

Video Boca Juniors 0 - 1 River Plate

miércoles, 16 de octubre de 2019

El equipo alterno de River contra Arsenal y las dudas

Todas las miradas del mundo River están puestas en el encuentro que deberá disputar el equipo el próximo martes en la Bombonera frente a Boca, correspondiente a la vuelta por las semifinales de la Copa Libertadores. Sin embargo, el elenco dirigido por Marcelo Gallardo deberá afrontar primero su compromiso ante Arsenal por la décima fecha de la Superliga, es así que el DT tiene en mente rotar a sus jugadores y disponer una formación alternativa.

El cuerpo técnico Millonario quiere que sus titulares lleguen en óptimas condiciones al duelo ante el Xeneize. De esta manera, el Muñeco les dará descanso y formará con un once con varios cambios con respecto al que jugó ante Almagro por Copa Argentina.

En la práctica de esta mañana, el entrenador de 43 años paró un equipo con: Enrique Bologna; Elías López , Lucas Martínez Quarta, Paulo Díaz, Nahuel Gallardo; Julián Álvarez, Santiago Sosa, Fabrizio Angileri; Jorge Carrascal; Ignacio Scocco y Lucas Pratto.

La única incógnita es quién acompañará al chileno en la zaga central ya que Robert Rojas se reincorporó este martes recién a los entrenamientos y la idea es que juegue en el lugar que hoy ocupó Martínez Quarta. El paraguayo solo hizo trabajos regenerativos porque llegó desde Bratislava, donde Paraguay igualó 1-1 ante Eslovaquia el domingo.

Por otro lado, Leonardo Ponzio se entrenó junto a sus compañeros en Ezeiza y esta noche viajará a España para presentarse mañana ante la Justicia española debido al juicio que mantiene junto a otros jugadores por un supuesto amaño de un partido entre el Zaragoza y el Levante en 2011. Todo indica que el volante volverá el jueves a la noche ante del encuentro en Sarandí pero no habría chances de que sea titular el viernes.

Más allá del encuentro con el recién ascendido a Primera por el torneo local, Gallardo ya está craneando el choque ante el equipo de Gustavo Alfaro. Todo indica que en la cabeza del estratega solo aparecen dos dudas con respecto a la formación que pondrá en el Estadio Alberto J. Armando. La primera, que también modificaría el esquema a utilizar, sería la presencia de Nicolás de la Cruz o Paulo Díaz, ya que en el caso de que juegue el chileno la línea defensiva formaría con tres hombres con Milton Casco y Gonzalo Montiel como carrileros. La otra es quién hará dupla con Rafael Santos Borré en la delantera, si Matías Suárez o Ignacio Scocco. El ex Newell’s buscará seguir sumando puntos este viernes para ganarse un lugar en la Bombonera.

Las chances de Tevez para jugar ante River en el partido vuelta

A una semana del compromiso más esperado del año, Boca se entrenó en Casa Amarilla con la cabeza en la revancha por las semifinales de la Copa Libertadores pero sabiendo que este viernes tendrá un compromiso importante por la Superliga ante Racing (defenderá la punta del campeonato desde las 21:10 en la Bombonera). Carlos Tevez fue el gran ausente.

El Apache, que la última semana comenzó a sumar crédito para ser titular el próximo martes frente al Millonario, acusó una molestia en su gemelo y permaneció en la oficina médica sometiéndose a tareas de kinesiología.

El entrenador sabe que se jugará el todo por el todo la próxima semana y la idea es tener a la totalidad de su plantel en las mejores condiciones posibles. Con los recuperados Mauro Zárate y Eduardo Salvio, ahora aguarda por novedades respecto al físico de Daniele De Rossi (distensión en un gemelo) y Ramón Ábila (molestia en un sóleo). Hasta ahora es una incógnita si el italiano y Wanchope podrán ser de la partida o sumar minutos en el Súper.

Lechuga sorprendió en el último ensayo con dos nombres: Agustín Almendra, autor del tanto de la última victoria ante Defensa y Justicia en Florencio Varela, y Jan Hurtado, siendo acompañante de Zárate en la ofensiva. El dispositivo táctico fue el 4-4-2 y claramente fue un experimento ligado al cruce copero ante River, ya que en el once figuraron dos futbolistas que están suspendidos para jugar ante la Academia como Julio Buffarini (expulsado) e Iván Marcone (cinco amarillas).

Aunque la línea de 5 no fue descartada por el DT, que hace algunos días declaró que lo relevante es ganar y no el esquema, hubo prueba con cuatro atrás: Esteban Andrada; Julio Buffarini, Lisandro López, Carlos Izquierdoz, Emmanuel Mas; Eduardo Salvio, Iván Marcone, Agustín Almendra, Alexis Mac Allister; Mauro Zárate y Jan Hurtado.

Tevez, Sebastián Villa y Franco Soldano son otros nombres que figuran en lista para Alfaro, que en caso de añadir otro hombre a la defensa apelará al paraguayo Junior Alonso, recién reincorporado tras la participación con su selección nacional en la fecha FIFA.

miércoles, 2 de octubre de 2019

River vence 2-0 a Boca en el superclásico y se encamina a la final de la Libertadores



River Plate le ganó el superclásico a Boca Juniors por 2-0 (parcial 1-0) en un emotivo encuentro de ida por las semifinales de la Copa Libertadores de América 2019 jugado este martes en el estadio Monumental ante unos 70.000 espectadores.

Rafael Santos Borré (7, de penal) e Ignacio Fernández (69) marcaron los goles para el triunfo del campeón defensor de la Copa, que dominó con amplitud y podría incluso haber ganado por un margen mayor.

Boca terminó el partido con diez jugadores por la expulsión de Nicolás Capaldo (90+6), a instancias del VAR.

El desquite se jugará el 22 de octubre en la Bombonera, donde Boca estará obligado a ganar por 2-0 para forzar los penales, o por tres tantos de distancia para revertir la serie.

El ganador se enfrentará en la final del 23 de noviembre, en Santiago de Chile, con el vencedor de la semifinal entre los brasileños Gremio y Flamengo, cuyo primer encuentro se jugará este miércoles.

El VAR abre la ruta

Apenas había comenzado el encuentro cuando se produjo una acción dentro del área de Boca, luego de un remate de De la Cruz que contuvo a medias Andrada, pero poco después, una vez que la acción se detuvo, recibió el llamado del colombiano Nicolás Gallo, a cargo del VAR, para que revisara la jugada.

Raphael Claus observó el monitor y no demoró en darse vuelta y señalar el punto del penal, al determinar que hubo falta de Emmanuel Mas desde atrás sobre Borré, aunque a primera vista parecía que el que cometía la infracción era Izquierdoz, que se había arrojado al suelo para despejar, pero sin llegar a tocar al atacante colombiano.

Borré tomó la pelota y convirtió el 1-0 con un remate potente al medio, en lo que fue el séptimo penal otorgado a River en lo que va de esta Libertadores, incluidas tres decisiones por intermedio del VAR.

River dominó con amplitud el primer tiempo a partir de un juego dinámico y de presión, con la intención de volcar los ataques por el carril derecho que defendía Weigandt, sector por el que subían Casco, Fernández y Suárez, mientras que Boca intentaba sorprender de contraataque con pelotazos frontales para Ábila, la única referencia en el ataque.

Más allá del gol, River podría haber aumentado en esa primera parte en un remate de Suárez que encontró bien parado a Andrada y luego el arquero de Boca se lució para descolgar un tiro libre venenoso del charrúa De la Cruz que buscaba su ángulo derecho.

Del lado visitante, Mac Allister tuvo una buena ocasión en un remate que tapó Armani, y casi sobre el final del primer tiempo, dilapidó una oportunidad de oro en una contra que lideró Abila, que controló la pelota, arrastró las marcas y asistió a Nicolás Capaldo, que sólo tenía por delante a Armani, pero levantó su remate varios metros arriba del larguero.

Dinámica y celebración

En la segunda parte, River empezó a inclinar un poco más la cancha con las subidas de Montiel, que estuvo a nada de aumentar con un centro que se cerró y pegó en el poste derecho, y no llegó Suárez a empujar el rebote.

A pesar de los cambios introducidos por Alfaro, Boca comenzó a verse cada vez más superado por un River con mayor dinámica y anticipo, y empezó a llegar con frecuencia sobre los dominios de Andrada.

Casi por decantación llegó el 2-0, en una gran jugada, a pura velocidad, con un arranque frontal de Fernández que derivó a la derecha para Suárez, quien se acomodó y aguardó para enviar el centro al medio, que Fernández empujó ante un Boca desacomodado.

El segundo gol recibido dejó a Boca al borde del nocaut, con un River lanzado al ataque para liquidar la serie, y Andrada debió intervenir en gran forma para sacar del ángulo un remate de emboquillada de Suárez, mientras que Scocco cabeceó apenas desviado, y Suárez levantó su disparo dentro del área cuando estaba solo ante el arquero.

El triunfo por dos goles marcó claramente la superioridad de River, que incluso podría haberse quedado corto en las cifras, pero Andrada se encargó de mantener vivo a Boca en una serie que se le ha hecho muy cuesta arriba a los xeneizes, obligados a una victoria por amplísimo margen en la revancha, dentro de tres semanas.

El encuentro contó con 70.000 espectadores en las tribunas del Monumental, y no se registraron incidentes previos, a diferencia de lo sucedido en la previa de la final que debía disputarse el 24 de noviembre pasado y que debió suspenderse por la agresión de hinchas millonarios al ómnibus que transportaba al plantel de Boca.

La única nota triste antes del encuentro fue el fallecimiento de un hincha de River, de 51 años, que sufrió un ataque cardíaco mientras se dirigía al estadio Monumental. (01/10/2019)

Muere hincha de River cuando se dirigía al estadio

Un simpatizante de River Plate falleció este martes por la tarde, víctima de un ataque cardiaco, en la previa del superclásico ante Boca Juniors por las semifinales de la Copa Libertadores.

Según informó el Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) se derivó una ambulancia al Puente Labruna de acceso al estadio Monumental por el aviso de una persona "con ataque cardíaco y bajos signos vitales".

Al llegar al lugar se constató el deceso de este simpatizante de River identificado como Aldo Hugo Martín, de 51 años, que concurría al estadio junto a su hijo.


Asimismo, la Policía de la Ciudad de Buenos Aires detuvo a dos personas por "reventa de entradas" en las inmediaciones del estadio Monumental.

Los detenidos fueron trasladados a la Comisaría por "conductas delictivas" y al ser interceptados tenían en su poder 1.600 entradas 50.800 pesos.

Además, en el marco del programa Tribuna Segura, se le restringió el acceso a 28 personas.

martes, 1 de octubre de 2019

River Plate y Boca Juniors vuelven a esgrimir sus espadas



Como si el superclásico sólo tuviese que definir algo muy grande, River Plate y Boca Juniors esgrimirán sus espadas por la primera semifinal de la Copa Libertadores hoy (20:30) en el Monumental, cuando todavía no se cumplió un año de las taquicárdicas y bochornosas finales de 2018, aquellos dos partidos subctuáneos, metidos debajo de la piel de la Argentina futbolera, que terminaron consagrando a River en Madrid.

Aunque esta vez no se trata de una definición única, en la cúpula de la rivalidad, la semifinal del torneo más importante del continente no deja de ser un episodio extraordinario de un enfrentamiento ancestral. El ganador se quedará con algo más que el derecho a definir la

Copa, el 23 de noviembre en Santiago de Chile, contra el vencedor de la semifinal que Gremio y Flamengo, ambos de Brasil, comenzarán a jugar mañana: un triunfo contra el clásico rival siempre vale doble, como si se escribiera sobre papel de calcar.

Las relaciones institucionales entre los dos clubes más grandes de Argentina quedaron dañadas por las esquirlas de la final del año pasado, que a su vez ya estaban heridas por el cruce anterior entre ambos equipos por la Libertadores: los octavos de final de 2015 terminaron cuando hinchas de Boca agredieron con gas pimienta a jugadores visitantes en la Bombonera y la Conembol ratificó a River -que estaba en ventaja- como ganador de la serie.

En cierta forma, la final del Santiago Bernabéu todavía no finalizó: la dirigencia de Boca le sigue reclamando al TAS para que el máximo tribunal de justicia deportiva le dé por ganado el partido y el torneo a su club.

El pedido se basa en que, para los xeneizes, la responsabilidad del ataque con piedras y botellas de hinchas de River al bus que trasladaba a los jugadores de Boca al Monumental para la fallida final de 2018 -y que terminaría con el partido en España- fue responsabilidad del equipo local.

El duelo será apasionante porque, a su vez, River tiene para esgrimir su extraordinaria fortaleza en las competencias a eliminación directa de los últimos años, en las que superó consecutivamente cuatro veces a Boca Juniors desde 2014: semifinales de Sudamericana 2014, octavos de final de Libertadores 2015, Supercopa Argentina 2018 y final de Libertadores 2018.



LOS CLÁSICOS RIVALES EN SEMIFINALES

Si bien se hizo habitual que River y Boca pasen a semifinales de la Copa, el equipo de Marcelo Gallardo lo consiguió cuatro veces en los últimos cinco años, en 2015, 2017, 2018 y 2019, en tanto los xeneizes llegaron en 2016, 2018 y 2019.

River-Boca, el superclásico que enciende la Copa

River Plate y Boca Juniors volverán a enfrentarse este martes (20:30 hora boliviana) en un superclásico de la Copa Libertadores casi diez meses después de la histórica final de Madrid. El Xeneize tiene nuevo técnico y una plantilla renovada. El Millonario, en cambio, mantiene la base del equipo campeón.

La última vez que los dos equipos más populares de Argentina se vieron las caras fue el domingo 1 de septiembre de este año, en la quinta jornada de la Superliga Argentina (0-0).

Ese empate sin goles en el Monumental fue el primer partido entre ambos tras la histórica final de la Copa Libertadores que ganó el River Plate por 3-1 en el Santiago Bernabéu el 9 de diciembre de 2018.


Además, sirvió de preámbulo para los dos encuentros de la Copa Libertadores que se jugarán en octubre.

El entrenador del Boca Juniors, Guillermo Barros Schelotto, que fue bicampeón de la Superliga Argentina, dejó el banquillo poco después de perder la final de la Liberadores ante el Millonario y fichó por Los Ángeles Galaxy, de la MLS estadounidense.

En su lugar llegó Gustavo Alfaro, que, a diferencia del 'Mellizo', prioriza la defensa sobre el ataque. También abandonaron el club siete titulares: Darío Benedetto (Olympique de Marsella), Nahitan Nandez (Cagliari de Italia), Lisandro Magallán (Ajax de Holanda), Lucas Olaza (Celta de Vigo), Wilmar Barrios (Zenit de Rusia), Cristian Pavón (Los Angeles Galaxy) y el capitán Pablo Pérez (Independiente).

Además, varios suplentes dejaron el equipo. Los más emblemáticos son el defensa Leonardo Jara, el centrocampista Fernando Gago y el portero Agustín Rossi.

Jara, que ingresó en el segundo tiempo del partido de vuelta, se fue al DC United de la MLS, Gago, que jugó pocos minutos en Madrid por una lesión, pasó al Vélez y Rossi, titular en el partido de ida, ahora es el portero del Lanús.

El centrocampista italiano Daniele De Rossi, el volante ofensivo Eduardo Salvio, el centrocampista Alexis Mac Allister, el delantero venezolano Jan Hurtado y el goleador Franco Soldano son algunos de los fichajes que realizó el club para renovarse.

El River Plate, en cambio, mantuvo a Marcelo Gallardo en el banquillo y buscó modificar lo menos posible la alineación.

Solo dos de los titulares en Madrid abandonaron el club.

Gonzalo 'Pity' Martínez, autor del tercer gol en el encuentro que el Millonario ganó por 3-1, fichó por el Atlanta United, de la MLS, y el zaguero Jonatan Maidana, uno de los jugadores más ganadores y queridos por los hinchas, pasó al Toluca mexicano.


Además, el delantero uruguayo Rodrigo Mora se retiró y el defensa uruguayo Camilo Mayada se fue al San Luis mexicano. Ambos eran suplentes. El zaguero chileno Paulo Díaz fue el único fichaje del equipo en este mercado de pases.

Boca Juniors y River Plate se enfrentaron a fines de 2018 en la final de la Copa Libertadores de ese año.

El partido de ida, jugado en la Bombonera, finalizó 2-2. Ramón '"Wanchope" Ábila y Darío Benedetto hicieron los goles del Xeneize y Lucas Pratto y Carlos Izquierdoz, en propia puerta, los del Millonario.

La vuelta, que debía jugarse en el Monumental, se disputó en el Santiago Bernabéu porque un grupo de hinchas de River Plate atacó a piedrazos y botellazos el autobús rival y lastimó a algunos jugadores cuando se dirigían al estadio.

River Plate y Boca Juniors se enfrentarán en el Monumental el martes 1 de octubre a las 21:30 local (20:30 hora boliviana) en la ida de las semifinales de la Copa Libertadores.

La vuelta será el martes 22 del mismo mes en la Bombonera y el ganador se enfrentará en la final al Gremio o al Flamengo.

viernes, 27 de septiembre de 2019

Conmebol hace control antidopaje a River y Boca

Emisarios de la Conmebol les realizaron ayer, jueves, controles antidopaje sorpresa a los jugadores de River Plate y Boca Juniors, a cinco días del partido de ida de las semifinales de la Copa Libertadores que jugarán en el estadio “Monumental” de Buenos Aires.

Ambos equipos evitaron aclarar qué jugadores debieron someterse a los controles, habituales en este tipo de competencias.

Tanto River Plate como Boca Juniors se entrenaron ayer, jueves, a puertas cerradas.

El Millonario y el Xeneize se enfrentarán en el Monumental el martes 1 de octubre a las 21.30 local (20:30 del miércoles) en la ida de las semifinales de la Copa Libertadores.

La vuelta será el martes 22 del mismo mes en la Bombonera y el ganador se enfrentará en la final ante Gremio o Flamengo.


martes, 24 de septiembre de 2019

Detienen a diez ´barrabravas´ de River Plate con 13 "armas de guerra"

Juan Manuel Lugones, secretario ejecutivo de la Agencia de Prevención de Violencia en el Deporte (Aprevide), dijo este lunes que efectivos policiales detuvieron el domingo por la noche a diez ´barrabravas´ (ultras violentos) de River Plate con "13 armas de guerra".

Lugones aseguró en rueda de prensa que se realizaron 28 allanamientos y que se incautaron 13 armas de guerra, municiones, drogas y una pistola perteneciente a la Policía Federal, además de banderas y tambores de River Plate.

El secretario ejecutivo de la Aprevide, que depende del Ministerio del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, señaló que tenían "el dato" de que un grupo de ultras violentos "se preparaba y juntaba armas" para "enfrentarse" con otro grupo este domingo.

"Se trata de la interna de la barra de River por cuestiones de negocios, con el superclásico contra Boca en la mira, para intentar recaudar como lo quisieron hacer el año pasado", remarcó Lugones.

River Plate, que este domingo cayó por 1-2 en su estadio ante Vélez Sarsfield por la séptima jornada de la Superliga Argentina, se enfrentará a Boca Juniors en las semifinales de la Copa Libertadores.

El partido de ida será el 1 de octubre y el de vuelta el 22 del mismo mes.

Lugones también pidió "disculpas a los hinchas de River heridos" el miércoles pasado durante un operativo horas antes del encuentro ante Godoy Cruz que se jugó en la provincia de Buenos Aires.

"Si hubo algunos policías que no estuvieron a la altura y que mancharon el uniforme quedarán afuera. El tema tengo entendido que lo lleva asuntos internos de la Policía. Pero también hubo cinco policías que salieron lastimados el miércoles pasado", indicó.

Entre los simpatizantes del "millonario" heridos por la policía se encuentra Gonzalo Maidana, primo del exfutbolista de River Plate Jonatan Maidana, que ahora juega en el Toluca mexicano.

"Hay cuestiones a corregir y cuando salen mal hay que hacerse cargo de las circunstancias, por eso pedimos disculpas a los familiares de quienes volvieron heridos a sus casas", concluyó Lugones.

Boca vapuleó a River en el primer superclásico profesional femenino

Este 24 de septiembre de 2019 no quedará como un día más para el fútbol argentino ya que, en La Bombonera, se disputó el primer Superclásico femenino de la era profesional. En el marco de la primera fecha del torneo de Primera División de la categoría que organiza la AFA, Boca goleó por 5-0 a River y se quedó con los tres puntos.

Con casi 4.000 personas en las tribunas del Estadio Alberto J. Armando, el elenco dirigido por Christian Meloni se mostró superior a su rival en los primeros minutos del partidos y acechó en varias oportunidades el arco riverplatense gracias a su juego vertical y el desequilibrio de sus jugadoras.

Yamila Rodríguez fue la delantera que más dolores de cabeza le causó a las defensoras del Millonario a lo largo de la primera parte. En cada avance del equipo local, la número ’11′ no tuvo problemas para desmarcarse y ganar en cada envío al área, ya sea por tierra o en forma de centro por el aire.

Por el otro lado, el combinado dirigido por Daniel Reyes apenas contó con dos llegadas de peligro, producto de dos malas acciones de la portera Laurina Oliveros. La número ‘1′ tuvo problemas para controlar con sus manos un remate, primero, y un tiro de equina, dejando la pelota viva dentro de su área. Sin embargo, las jugadoras millonarias no fueron precisas a la hora de definir y no capitalizaron su oportunidades.

El Xeneize continuó siendo superior a su adversario y llegó al gol gracias a un centro tirado por Fabiana Vallejos y cabeceado por Florencia Quiñones. La ex Barcelona mandó la pelota al fondo de la red con un potente cabezazo y así consiguió el 1-0 a favor de su equipo antes del descanso.

En el complemento, lejos de conformarse con el resultado, el dueño de casa doblegó esfuerzos y pasó por arriba a su adversario. A los 11 minutos, Vallejos mandó un centro al área, Andrea Ojeda la peinó adentro del área chica y Fanny Rodríguez, que había ingresado en el final de la primera parte en lugar de Yamila Rodríguez, definió para poner el 2 a 0. La número ’17′ hizo efectiva la ley del ex ya que el torneo pasado lo disputó con la camiseta del elenco de Núñez.

La intensidad de Boca continuó a lo largo de todo el segundo tiempo. Primero Vallejos estrelló un remate de tiro libre en el travesaño de Chiribelo, pero después tuvo revancha al hacerse cago de un penal generado por Rodríguez y con un remate fuerte cruzado anotó el tercero.

Con River desesperado por buscar el descuento y desordenado defensivamente, el local sacó ventaja con pelotas recuperadas y tirando pases largos para que Rodríguez se imponga con su velocidad. La ’17′ ingresó con pelota dominada al área, enganchó de derecha y estampó con un fuerte zurdazo el cuarto gol de la tarde.

Ya en tiempo de descuento, tras una gran asistencia de Ludmila Manicler, Fanny Rodríguez metió su tercer tanto del partido y decretó el 5 a 0 en la Bombonera.

Con este resultado, Las Gladiadoras, el apodo del equipo de Boca, sumó sus primeros tres puntos en esta nueva temporada profesional y se alza como una de las candidatas al títulos, teniendo en cuenta que el campeonato pasado quedaron en segundo lugar y son el máximo ganador de títulos con 23 en su haber.

Por el otro lado, River, que también obtuvo el subcampeonato el torneo pasado, deberá dar vuelta la página y dejar este mal resultado atrás para enfocarse en lo que será la próxima fecha ante Platense.

Vale recordar que el torneo se dividirá en dos partes. En la primera, que será a una ronda de todas contra todas en 17 fechas, marcará el futuro de cada institución. Los primeros ocho equipos disputarán la Zona campeonato (serán dos ruedas y dictaminará quién será la campeona) y la Zona Permanencia, entre los que queden del 9° al 17° (los últimos tres bajarán de categoría).

Detienen a diez “barrabravas” de River con armas

Juan Manuel Lugones, secretario ejecutivo de la Agencia de Prevención de Violencia en el Deporte (Aprevide), dijo ayer, lunes, que efectivos policiales detuvieron el domingo por la noche a diez "barrabravas" (ultras violentos) de River Plate con "13 armas de guerra".

Lugones aseguró en rueda de prensa que se realizaron 28 allanamientos y que se incautaron 13 armas de guerra, municiones, drogas y una pistola perteneciente a la Policía Federal, además de banderas y tambores de River Plate.

El secretario ejecutivo de la Aprevide señaló que tenían "el dato" de que un grupo de ultras violentos "se preparaba y juntaba armas" para "enfrentarse" con otro grupo este domingo.

"Se trata de la interna de la barra de River por cuestiones de negocios, con el superclásico contra Boca en la mira, para intentar recaudar como lo quisieron hacer el año pasado", remarcó Lugones.

Video Futbol Femenino Boca Juniors 5 - 0 River Plate

lunes, 23 de septiembre de 2019

Boca derrotó a San Lorenzo y recuperó la cima de la Superliga

Boca se adueñó del clásico ante San Lorenzo y no solo se llevó un valiosísimo triunfo en condición de visitante, sino que volvió a subirse a la cima de la Superliga y mira a todos desde arriba. En el partido válido por la séptima fecha, que se disputó en el Nuevo Gasómetro, el conjunto de Gustavo Alfaro se impuso por 2-0 con goles Lisandro López y Jan Hurtado.

El encuentro tuvo un primer minuto frenético: Bebelo Reynoso tuvo su chance con un tiro libre que provocó una buena respuesta del arquero Nicolás Navarro y, en la respuesta, Oscar Romero definió desviado luego de un veloz contraataque.

En un primer tiempo que no tenía emociones los centros y las pelotas paradas se convertían en las armas predilectas de ambos equipos para acercarse al arco rival. Así, a los 21′, el árbitro Mauro Vigliano le anuló un gol a Boca a instancias del línea: Franco Soldano había cabeceado a la red a la salida de un tiro libre, pero la jugada fue invalidada por una presunta posición adelantada de Lisandro López.

San Lorenzo se acercó sobre los 22′ con un remate de Fernando Belluschi desde la medialuna que se fue por arriba del travesaño. Boca, en tanto, tuvo su oportunidad con un tiro de esquina que peinaron en el área y que Nicolás Capaldo no llegó a empujar casi sobre la línea.

La apertura del marcador para el Xeneize llegó sobre el cierre de la primera etapa y fue de pelota parada, la alternativa que mejor le sentó en ese tramo del encueentro. Tras un córner, Lisandro López se elevó en el área y conectó un cabezazo de pique al suelo que venció a Navarro y se convirtió en el 1-0.

En la segunda parte los dirigidos por Juan Antonio Pizzi intentaron acercarse apostando a la tenencia de pelota. Sin embargo, carecieron de profundidad. Solo un intento de Lucas Menossi desde la medialuna pudo poner en alerta a Esteban Andrada, que sobre el final extendería su gran momento convirtiéndose en una de las figuras del partido.

El final ganó en intensidad. Mauro Pittón probó con un suave toque tras un centro atrás de Adolfo Gaich, pero Andrada respondió tomando la pelota con una mano. Boca quiso liquidarlo en la contra, pero Eduardo Salvio -que volvió a jugar tras su lesión- perdió en el mano a mano ante Navarro.

Ya en tiempo de descuento, el arquero de Boca volvió a imponer su seguridad ante un cabezazo de Ángel Romero. Sobre los 47′, El Xeneize liquidó el pleito: Salvio demostró que volvió en gran forma e hizo una gran jugada individual para habilitar a Jan Hurtado, quien marcó su primer gol con la camiseta del club.

San Lorenzo no pudo quebrar el invicto de Esteban Andrada, que en los primeros siete partidos del torneo no recibió goles. Es más, desde que llegó al arco boquense, el ex portero de Lanús terminó con la valla invicta en 33 de los 48 partidos que jugó.

Boca, uno de los tres invictos del certamen, suma 17 puntos y es el único líder de la Superliga. Recuperó la cima que había perdido el viernes por la noche a manos de Argentinos Juniors, que ahora es escolta con 15 unidades.

Para El Ciclón fue la segunda derrota consecutiva, luego de haber caído ante Colón en Santa Fe en la fecha pasada. Los de Pizzi quedaron con 13 puntos y quedaron al relegados de la cima.

River vuelve a ceder unidades en casa



River Plate perdió ayer por 2-1 ante Vélez Sarsfield en un encuentro correspondiente a la séptima fecha de la Superliga argentina de fútbol.

Los goles para el fortín lo anotaron Nicolás Domínguez (38’) y Thiago Almada, a los 83’. Mientras que Ignacio Fernández (60’) anotó la igualdad parcial para el campeón de América.

jueves, 19 de septiembre de 2019

River eliminó a Godoy Cruz y avanzó



En el estadio de Lanús, River se impuso 1-0 a Godoy Cruz y avanzó a los cuartos de final de la Copa Argentina. El conjunto de Núñez había llegado a esta instancia tras eliminar a Argentino de Merlo por 3 a 0 y en los penales Gimnasia de Mendoza.

El equipo de Gallardo fue en búsqueda de la apertura del marcador desde el primer minuto, pero el dominio del balón no se reflejaba en las situaciones de peligro, por lo que el encuentro se jugaba lejos de ambos arcos. Hasta que a los 21 minutos llegó la apertura del marcador.

«Dos cabezazos en el área es gol», aseguran los expertos. Y así fue que River se puso en ventaja, aunque los dos que tocaron el balón fueron futbolistas de Godoy Cruz. Kevin Gutiérrez la peinó y Joaquín Varela terminó de meter el centro de Nacho Fernández en propia puerta. Así, casi sin quererlo, el Millonario estableció el 1-0.

Fernández fue justamente quien tuvo la oportunidad de ampliar la diferencia con un disparo de media distancia cinco minutos más tarde, que se fue apenas afuera. Pasada la media hora de partido fue el Tomba el que reaccionó con una gran jugada colectiva que terminó con Leandro Vella mano a mano con Franco Armani, pero el delantero definió por arriba del travesaño.

Los últimos 10 minutos fueron un show del conjunto de Gallardo, que mostró una versión similar a la que había tenido ante Huracán el sábado y contó con varias posibilidades para aumentar el marcador, sobre todo en los pies de Matías Suárez y Rafael Santos Borre.

En el complemento la intensidad quedó de lado. Las transiciones de River se hicieron más largas y escasearon las situaciones de peligro. Gallardo mandó a la cancha entonces a Pratto y Scocco para buscar algo diferente en ataque, porque si bien su equipo no sufría en defensa, tampoco liquidaba el partido.

Si algo faltaba para que el Millonario se sintiese aún más cómodo en el terreno de juego fue la expulsión de Cardona, a los 35 minutos, por insultar al juez. Inmediatamente después, Jorge Carrascal, que había ingresado minutos antes, tuvo una oportunidad inmejorable cuando quedó solo debajo del arco, pero su remate se fue desviado.

A pesar del fastidio de Gallardo, debido a la falta de eficacia de los definidores, el triunfo de su equipo nunca peligró y mereció marcar más goles. El 1 a 0 fue suficiente.

River se medirá en la próxima instancia ante el ganador de Almagro y Talleres de Córdoba, partido cuya fecha aún se desconoce. El fin de semana, por la Superliga, recibirá a Vélez en el Monumental. Por su parte, Godo Cruz se enfrentará a Banfield en Mendoza.

En la Copa Argentina, por la misma llave que River, Colón está en cuartos de final y aguarda por conocer su rival: Estudiantes de Buenos Aires, de la Primera Nacional, o Real Pilar, de la Primera C. Del otro lado del cuadro, Central Córdoba de Santiago del Estero espera por la definición de Estudiantes de La Plata y el ganador del cruce por 16avos entre Estudiantes de San Luis y Barracas Central.

Además, Independiente y Defensa y Justicia se medirán en los octavos de final la próxima semana en búsqueda del boleto para la siguiente instancia, en donde espera Lanús.

Boca tendrá dos importantes regresos para San Lorenzo

El último triunfo de Boca ante Estudiantes en la Bombonera lo depositó en la cima de la Superliga. El ahora ex líder San Lorenzo había caído en su visita a Colón en Santa Fe y ahora quedó a un punto del Xeneize, justamente su próximo rival. La cita entre puntero y escolta será este sábado, desde las 17:45, en el Nuevo Gasómetro. Y el equipo de Gustavo Alfaro volverá a contar con dos jugadores de peso.

Tanto Eduardo Salvio como Mauro Zárate estarán disponibles para el encuentro del fin de semana, luego de dejar atrás sendas lesiones. El Toto sufrió una distensión en su isquiotibial izquierdo en la revancha por los cuartos de final de la Libertadores ante Liga de Quito (hace 24 días), mientras que MZ19 se rehabilitó tras un desgarro en el sóleo derecho en Ecuador (31 días). Ambos fueron preservados en el último compromiso ante el Pincha.

La idea del cuerpo técnico y médico fue que se recuperaran de forma óptima para adquirir rodaje futbolístico en estas dos semanas previas a la ida de las semifinales de la Copa ante River (1° de octubre en el Monumental). Alfaro todavía no definió el once para visitar al Ciclón, pero Salvio y Zárate seguramente sumen minutos de arranque o desde el banco.

En paralelo, otro lesionado sigue con la puesta a punto con River en la cabeza. Se trata de Ramón Ábila, víctima de un desgarro en su aductor derecho. Wanchope todavía no tocó la pelota pero ya realiza trabajos físicos más exigentes y la idea es que vuelva oficialmente a las canchas contra Newell’s, el sábado 28 de septiembre en la Bombonera.

La del sábado será una parada brava para Boca: no solamente defenderá la cima del campeonato (Talleres de Córdoba también está a un punto y el lunes recibirá al Gimnasia de Maradona) sino porque el DT azul y oro considerará este match como una prueba de fuego antes de visitar el Monumental. En medio estará el cotejo ante la Lepra en el que, en principio, apostará por mayoría de suplentes.

Riquelme tendrá su partido de homenaje en La Bombonera el 12 de diciembre

El exfutbolista argentino Juan Román Riquelme presentó el miércoles su partido de despedida del fútbol, que se jugará el próximo 12 de diciembre en La Bombonera, estadio del Boca Juniors.

Riquelme confirmó que los equipos de su partido de despedida, que se disputará coincidiendo con el ´Día del Hincha de Boca´, los formarán por un lado jugadores de la plantilla ´Xeneize´ con la que ganó la Copa Libertadores de 2000 y por el otro los que integraron el plantel campeón de la misma competición en 2007, la última que ganó el Boca hasta el momento.

"Yo solamente quería jugar en Primera y tener que encontrarme con esta situación de poder hacerme un partido después de haberme retirado hace mucho tiempo es maravillosa y tengo que agradecer el cariño que me dan", dijo el también exjugador del Villarreal y del Barcelona.

Han pasado cinco años de su retirada, pero Riquelme indicó que trató de alargar "lo que más" pudo su partido de despedida para que su hijo pequeño, Martín, "pueda disfrutar".

La celebración del encuentro supone la confirmación de un momento que demandaba desde hace largo tiempo la afición boquense, por lo que se espera una alta afluencia a La Bombonera, en Buenos Aires.

Preguntado por el cariño que le profesan los aficionados, muchos de los cuales lo ponen por encima de Diego Armando Maradona como el mejor jugador de la historia del club, Riquelme bromeó.

"Para mí significa mucho que han hecho una encuesta y siempre las gano, van a hacer cien más y las voy a seguir ganando. Algún día me van a hacer perder, pero no va a ser verdadera. Eso lo sé", aseveró.

´El último diez´, como se le conoce, sólo confirmó la presencia del entrenador que le hizo debutar en el Boca Juniors, Carlos Bianchi.

Aunque no dijo más que ese nombre, de su declaración de que un equipo lo formarán excompañeros suyos de 2000 y el otro los de 2007 se infiere quién puede estar presente en el homenaje.

En 2000, año en que Boca ganó la Libertadores y después la Copa Intercontinental al Real Madrid, algunos de los futbolistas que vestían la camiseta azul y oro eran Rodolfo Arruabarrena, Cristian Traverso, Óscar Córdoba, Hugo Ibarra, los mellizos Guillermo y Gustavo Barros Schelotto y Christian Giménez.

En 2007, estaban Mauricio Caranta, Daniel Díaz, Claudio Morel Rodríguez, Pablo Ledesma, Éver Banega, Neri Cardozo y Rodrigo Palacio, entre otros.

Futbolistas como Martín Palermo, Sebastián Battaglia y Hugo Ibarra formaron parte de las dos escuadras.

Riquelme afirmó que jugadores con quienes ha compartido vestuario en otros clubes e incluso futbolistas que nunca han sido compañeros suyos le han "preguntado para estar", pero que por la característica del homenaje prefirió que fuesen "todo futbolistas" con quienes estuvo en Boca.

La carrera de Riquelme comenzó en 1996 al debutar en el Boca, en el que disputó 14 temporadas en cuatro etapas, y finalizó en el Argentinos Juniors en 2014.

En 2002 cruzó el Atlántico para jugar en el Barcelona, en el que no se asentó y fue cedido y luego traspasado al Villarreal.

Con el ´submarino amarillo´ dejó su mayor huella en Europa durante cuatro temporadas, al alcanzar en 2006 las únicas semifinales de la Liga de Campeones de la historia del club valenciano.

viernes, 13 de septiembre de 2019

El Boca-River inaugurarán el primer torneo femenino



El primer torneo profesional de fútbol femenino de Argentina, que fue presentado ayer tendrá el superclásico entre Boca Juniors y River Plate como plato fuerte de la primera jornada, que comenzará el 21 de septiembre.

El sorteo del calendario de partidos se realizó en las instalaciones de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

El azar emparejó a Boca Juniors con River Plate en la primera fecha.

UAI Urquiza, el vigente bicampeón, debutará ante Independiente.

El primer torneo profesional tendrá 17 equipos: Platense, Racing, Boca, River, SAT, El Porvenir, Villa San Carlos, Rosario Central, Gimnasia, Huracán, Lanús, San Lorenzo, UAI Urquiza, Independiemte, Estudiantes de La Plata, Defensores de Belgrano y Excursionistas.

jueves, 5 de septiembre de 2019

River Plate Regresa a entrenar tras el superclásico

River Plate retomó los entrenamientos, tras el empate sin goles del pasado domingo ante Boca Juniors en el superclásico, con once ausencias y la presencia del centrocampista colombiano Juan Fernando Quintero, quien realizó por primera vez ejercicios con la pelota tras su lesión. Quintero practicó con el balón pese a que todavía no recibió el alta médica tras romperse los ligamentos cruzados de la rodilla izquierda el 17 de marzo en un partido ante Independiente. Se prevé que el colombiano estará listo para el volver al equipo alrededor del 20 de septiembre. Leonardo Ponzio, capitán del Millonario, no pudo participar del entrenamiento porque se encuentra en España. disputado en 2011. También hubieron diez ausentes porque fueron llamados a sus selecciones.

miércoles, 4 de septiembre de 2019

Alfaro anticipó la estrategia ante River cuando era técnico de Huracán

El planteo que realizó Gustavo Alfaro en el Monumental el último fin de semana en el Superclásico que finalizó 0-0 despertó críticas y elogios. El entrenador de Boca apostó por un formato de juego que buscó cortar los carriles de creación de River y persiguió la idea de explotar la velocidad en las contras, aunque este ítem no terminó cristalizándose en el campo.

Debates a un lado, lo particular de lo sucedido en Núñez pasa por que «Lechuga» había anticipado la manera de enfrentar al «Millonario» casi un año antes, cuando todavía era entrenador de Huracán y fue consultado por un programa radial para analizar las instancias finales de la Copa Libertadores.

«River es un equipo que su gestación de juego es interna. Toda la gestación de juego de River va por adentro. Pero es un equipo que tiene mucha verticalidad. Debe ser el equipo con transiciones más rápidas en el fútbol argentino», había explicado el ahora DT de Boca en la emisora Radio Mitre, según recordó el periodista Matías Petrone en redes sociales con un audio de aquella entrevista.

En el juego contra el «Millonario» de este fin de semana, Alfaro plantó una línea de cuatro defensores en el fondo y colocó cuatro mediocampistas con obligaciones defensivas: Alexis Mac Allister, Iván Marcone, Daniele De Rossi y Nicolás Capaldo.

¿En el ataque? Dejó a Carlos Tevez en el banco y apostó por la explosión que podían brindarle los jóvenes Jan Hurtado y Franco Soldano.

«River es el equipo que pasa de posiciones defensivas a posiciones de ataque muy veloz; y lo hace de maneras muy vertiginosas. Y eso lo vuelve un equipo muy vertical», había explicado en octubre del 2018, cuando todavía River y Boca debían superar sus instancias de semifinales para alcanzar el duelo definitorio.

«Vos tenés que manejar dos tiempos bien definidos. Cuando vos manejás la pelota y cuando la maneja River. Cuando la maneja River vos tenés que estar cerrado en el medio, porque si vos estás abierto en el medio con Santos Borré, ya sea Scocco o Pratto, te viven pivoteando permanentemente. Te trabajan por adentro y después te plantean un mano a mano con los dos marcadores centrales, sacándote los centrales afuera, y de esa manera te dejan mano a mano por adentro», destacó.

«Entonces tenés que estar cerrado defensivamente cuando vos trabajás contra estos equipos. Si tenés que trabajar, atacarlo por los costados porque como plantean una línea con tres volantes por lo general con un enganche –ya sea «Pity» Martínez o Quintero–, lo tenés que forzar a jugar por las bandas para que tengan que retroceder y tratar de tener una buena marca en ataque para no perder pelotas en la zona de gestación», había explicado.

Cabe destacar que en el complemento del Superclásico intentó darle dinámica a las transiciones con las inclusiones de Sebastián Villa y Emanuel Reynoso por Mac Allister y De Rossi, pero el «Xeneize» estuvo lejos de poder lastimar a su contrincante.

«Sabíamos que los arranques de River eran muy intensos por la presión y teníamos que estar atentos. Veo un equipo muy sólido defensivamente. En ningún momento padecimos el partido. Sí nos faltó capacidad para sostener la pelota y romper la presión de River. Eso es algo que tenemos que trabajar y mejorar en lo colectivo y con los jugadores. Carlos (Tevez) es un muy buen jugador, que está en un muy buen momento. Pero él o De Rossi no son veloces y en una transición nos hubiese costado más el partido», explicó el propio Alfaro luego del empate 0-0, esta vez sí ya como cabeza de grupo de Boca.

lunes, 2 de septiembre de 2019

River y Boca no salieron del cero y dejaron a San Lorenzo como único líder

Con una semifinal por la Copa Libertadores en el horizonte, River Plate y Boca Juniors empataron 0-0 este domingo en el superclásico del fútbol argentino por la quinta fecha de la Superliga, en la que San Lorenzo es único líder.

En una fría tarde-noche en el estadio Monumental, River y Boca no pudieron quebrar el cero y se repartieron un punto cada uno que dejó al ´Xeneize´ en el segundo puesto con once unidades, a dos del ahora único líder, San Lorenzo.

Este encuentro fue un ensayo de cara a la serie semifinal por la Copa Libertadores que ambos equipos dirimirán en octubre para definir el equipo argentino que disputará la final del certamen continental el 23 de noviembre en el estadio Nacional de Santiago de Chile.

En otros resultados destacados de esta quinta jornada, San Lorenzo derrotó por 2-1 a Unión, Independiente cayó 1-0 ante Patronato en Paraná y Racing se impuso por 3-1 ante Godoy Cruz.


CINCO CLAVES


River Plate y Boca Juniors igualaron sin goles en el primer superclásico de una serie de tres que incluirá la próxima definición de semifinales de la Copa Libertadores.

Por la quinta jornada de la Superliga, Boca sumó un punto que lo dejó en la segunda ubicación con 11 enteros, a 2 de San Lorenzo, el líder, mientras que River quedó con 8 unidades.

San Lorenzo derrotó a Unión por 2-1 este sábado y quedó como único líder de la Superliga, tras sumar 4 triunfos y 1 empate para un total de 13 unidades.

Con goles del paraguayo Ángel Romero y Bruno Pittón, el ´Ciclón´ logró un ajustado un triunfo ante un rival que descontó a través de Ezequiel Bonifacio.

San Lorenzo ratificó su buen comienzo de temporada en una jornada que tuvo como momento emotivo la despedida de Marcos Senesi, que disputó su último encuentro con la camiseta azulgrana antes de partir hacia Holanda para sumarse a la plantilla del Feyenoord.

Luego de tres empates y una derrota, Racing Club se impuso en la noche del sábado por 3-1 ante Godoy Cruz y consiguió la primera victoria de la presente Superliga, de la que es el campeón defensor.

Con los tantos de Darío Cvitanich, Lisandro López -de penalti- y Diego González, la ´Academia´ se impuso ante un rival mendocino que convirtió ante el uruguayo Santiago García.

La derrota mantiene a Godoy Cruz en el sótano de la clasificación con 4 derrotas en 5 presentaciones.

Resultados: Atlético Tucumán 1 - Arsenal 0, Colón 1 - Rosario Central 1, Talleres 2 - Aldosivi 1, Newell´s Old Boys 4 - Huracán 1, River Plate 0 - Boca Juniors 0, Argentinos Juniors 1 - Gimnasia 0, San Lorenzo 2 - Unión 1, Patronato 1 - Independiente 0, Racing Club 3 - Godoy Cruz 1, Lanús 1 - Central Córdoba 0, Defensa y Justicia 0 - Banfield 0, Estudiantes 0 - Vélez Sarsfield 1.

jueves, 29 de agosto de 2019

Video Cerro Porteño 1 - 1 River Plate

River Plate busca su pase a “semis” ante Cerro Porteño

En medio de un inesperado episodio judicial de su volante Nicolás de la Cruz, el River Plate argentino se enfrentará hoy a las 18:15 (hora boliviana) en Asunción al Cerro Porteño paraguayo en partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Lo que hubiera sido un día de recreación tras el triunfo por 2-0 de hace una semana en Buenos Aires, los de la Banda vivieron una mañana agitada tras el apresamiento del uruguayo por un incidente de hace tres años, en la final de la Copa Libertadores Sub'20, que lo tuvo a él y otros cuatro jugadores como protagonistas.

El jugador fue retirado del mismo hotel de concentración por la policía para declarar ante la Fiscalía y el juez que instruye el caso, Alcides Corbeta, antes de ser llevado de vuelta al hotel donde concentra el campeón vigente de la Libertadores.

River busca la clasificación a semis ante Cerro



En medio de un inesperado episodio judicial de su volante Nicolás De la Cruz, River Plate se enfrentará este jueves en Asunción al Cerro Porteño paraguayo en partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Lo que hubiera sido un día tranquilo tras el triunfo por 2-0 de hace una semana en Buenos Aires, el Millonario vivió una mañana agitada tras el apresamiento del uruguayo por un incidente de hace tres años, en la final de la Copa Libertadores Sub’20, que lo tuvo a él y otros cuatro jugadores como protagonistas.

De la Cruz jugaba entonces en el Liverpool de su país y en ese partido, que su equipo perdió 1-0 ante Sao Paulo brasileño, entró en una pelea que derivó en una causa penal que sigue abierta y con él en rebeldía, por presunta agresión a dos agentes de policía.

El jugador fue retirado del mismo hotel de concentración por la policía para declarar ante la Fiscalía y el juez que instruye el caso, Alcides Corbeta. Luego fue llevado de vuelta a la concentración.

Si De la Cruz antes de este incidente estaba entre los probables titulares de Marcelo Gallardo, el propio presidente Millonario, Rodolfo D’Onofrio, se ocupó de confirmarlo al asegurar que no está afectado «en lo más mínimo» y que su actuación será de temer.

No se espera que Gallardo realice mayores cambios con respecto al once inicial del choque de ida más allá del obligado que tendrá hacer por el suspendido Enzo Pérez, cuyo sustituto probable sería Bruno Zuculini.

River Plate viene de una caída, la primera del semestre, ante el Talleres de Córdoba por 0-1 en su propio estadio en partido de la Superliga argentina, en la que empleó a una mayoría de suplentes, pensando en su rival de este jueves.

Por su parte, Cerro Porteño también apuesta sus mejores fichas por la Libertadores, por lo que este lunes recurrió a una formación dominada por la suplencia en el partido que empató 1-1 con Nacional, en la séptima jornada torneo Apertura, en el que marcha en el tercer lugar.

El entrenador azulgrana, Miguel Ángel Russo, se ha mantenido en cautela sin ofrecer pista alguna sobre los jugadores que desde los primeros minutos tratarán de forzar el pasaporte a otra instancia decisiva de una competición nunca antes ganado por el Ciclón paraguayo.

Lo que sí está anunciado es que el estadio Nueva Olla estará lleno tras las cerca de 40.000 entradas vendidas en las últimas horas, 2.000 de ellas a aficionados procedentes del vecino país, según dirigentes «cerristas».

Las autoridades de seguridad de ambos países se reunieron este lunes en Asunción para abordar medidas concretas de seguridad, como la realización de controles migratorios en los pasos fronterizos, en prevención de actos de violencia.

Probables alineaciones:

Cerro Porteño (Par): Juan Pablo Carrizo; Alberto Espínola, Juan Patiño, Fernando Amorebieta, Santiago Arzamendia; Oscar Ruiz, Juan Aguilar, Mathías Villasanti, Federico Carrizo; Nelson Haedo Valdez y Joaquín Larrivey. DT: Miguel Ángel Russo

River Plate (Arg): Francio Armani; Gonzalo Montiel, Robert Rojas, Lucas Martínez Quarta, Milton Casco; Bruno Zuculini, Exequiel Palacios, Nacho Fernández, Nicolás De La Cruz; Matías Suárez y Rafael Santos Borré. DT: Marcelo Gallardo

Árbitro: Julio Bascuñán (Chile)

Estadio: Pablo Rojas, la Nueva Olla. Hora: 19: 15 hs.

Boca iguala y ratifica su clasificación a semifinales



Boca Juniors igualó sin goles con Liga de Quito este miércoles y gracias al 0-3 que logró en el choque de ida selló su pase a las semifinales de la Copa Libertadores.

El Xeneize se medirá en ‘semis’ contra el vencedor de la serie que este jueves definirán Cerro Porteño y River Plate en Asunción.

Tras esta clasificación, el Xeneize accedió por décima vez en este siglo a las semifinales y por decimoséptima oportunidad en un certamen continental que se disputa ininterrumpidamente desde 1960.

Sin goles, los grandes protagonistas de la noche en la ‘Bombonera’ fueron las lesiones musculares de Eduardo Salvio y Ramón Ábila, de Boca, y la fractura de Christian Cruz, de Liga.

En el primer tiempo, Boca salió decidido a buscar ampliar la diferencia lograda en Quito, al punto que en el minuto 8 Ábila, tras una asistencia de Alexis Mac Allister, sacó un remate que se fue cerca del arco defendido por Adrián Gabbarini.

Luego fue el turno de dos golpes de cabeza de Lisandro López, el segundo en el minuto 15 que fue una clara situación con un remate que se fue muy cerca de la portería defendida por Gabbrarini.

Liga tardó para acomodarse y en el minuto 19 tuvo una situación clara con un pique al vacío de José Ayoví que luego de ganarle la espalda al defensa Wigandt sacó un remate cruzado que se fue cerca ante la rápida salida de Esteban Andrada.

En el minuto 30 Liga sufrió un momento de estupor con la grave lesión del ‘Chavo’ Cruz, que en el esfuerzo por salvar su portería se fracturó el tobillo derecho.

En el minuto 56 Boca tuvo su situación más clara con un centro frontal que le quedó al colombiano Sebastián Villa, quien sacó un furibundo remate que se estrelló contra el travesaño.

Liga tuvo después sus mejores minutos en la Bombonera: primero a los 67 con un cabezazo de Julio Santos, y luego en el 72 un error en defensa de Carlos Izquierdoz dejó a Jhojan Julio Palacios de cara a la portería, lo que exigió una providencial salvada de Lisandro López para enviar la pelota al córner.

Ficha técnica:

0. Boca Juniors: Esteban Andrada; Marcelo Weigandt, Lisandro López, Carlos Izquierdoz, Emmanuel Más; Eduardo Salvio (m.43, Sebastián Villa), Iván Marcone, Nicolás Capaldo (m.79, Daniele De Rossi), Alexis Mac Allister; Carlos Tevez y Ramón Ábila (m.55, Franco Soldano).

DT: Gustavo Alfaro.

0. Liga de Quito: Adrián Gabbarini; Antonio Valencia, Franklin Guerra, Carlos Rodríguez, Christian Cruz (m.33, Luis Ayala); Edison Vega, Jordy Alcívar (m.65, José Luis Cazares); Anderson Julio, José Ayoví, Jhojan Julio Palacios (m.85, Adolfo Muñoz); y Rodrigo Aguirre.

DT: Pablo Repetto.

Árbitro: Wilton Sampaio (BRA)

miércoles, 28 de agosto de 2019

El árbitro del River-Boca será Rapallini, en su primer superclásico

La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) informó este martes que Fernando Rapallini, que nunca dirigió un superclásico, será el árbitro del partido que River Plate y Boca Juniors jugarán el domingo en el estadio ´Monumental´ en la quinta jornada de la Superliga Argentina.

El oriundo de La Plata, que estuvo en la Copa América de Brasil, será asistido por Juan Pablo Belatti y Pablo González

Rapallini tiene 41 años y dirige en la primera división de Argentina desde 2011.

River Plate y Boca Juniors jugarán este domingo el primer superclásico tras la final de la Copa Libertadores de 2018, que ganó el "millonario".

En la Superliga Argentina, el Xeneize es líder junto a San Lorenzo con diez puntos. River Plate es quinto con siete.

Sin embargo, ambos equipos tienen como principal objetivo la actual Copa Libertadores.

Boca Juniors recibirá este miércoles a la Liga de Quito en la Bombonera en la vuelta de los cuartos de final, tras imponerse por 0-3 en la ida.

River Plate visitará el jueves al Cerro Porteño paraguayo tras la victoria por 2-0 en el primer partido.

Si ambos se clasifican a la siguiente fase, "millonarios" y Xeneizes se cruzarían también en las semifinales de la Copa Libertadores.

Boca pasó a semis y se acerca el superclásico ante River

Boca Juniors se clasificó a las semifinales de la Copa Libertadores 2019 al empatar 0-0 con el ecuatoriano Liga de Quito, en el encuentro desquite de los cuartos de final disputado este miércoles en La Bombonera en Buenos Aires. El xeneize se clasificó con un marcador global de 3-0, ya que había ganado por ese resultado en el duelo de ida jugado la semana pasada en Quito. Todo está encaminado para que se vuelve a reeditar un superclásico ante River Pate en la Libertadores.

En la ronda de los cuatro mejores del torneo, Boca espera al ganador de la serie entre su compatriota River y el paraguayo Cerro Porteño, con ventaja parcial para el campeón defensor, que ganó 2-0 el duelo de ida en Buenos Aires.

Tras esta clasificación, el Xeneize accedió por décima vez en este siglo a las semifinales y por decimoséptima oportunidad en un certamen continental que se disputa ininterrumpidamente desde 1960.


Sin goles, los grandes protagonistas de la noche en la 'Bombonera' fueron las lesiones musculares de Eduardo Salvio y Ramón Ábila, de Boca, y la fractura de Christian Cruz, de Liga.

En el primer tiempo, Boca salió decidido a buscar ampliar la diferencia lograda en Quito, al punto que en el minuto 8 Ábila, tras una asistencia de Alexis Mac Allister, sacó un remate que se fue cerca del arco defendido por Adrián Gabbarini.

Luego fue el turno de dos golpes de cabeza de Lisandro López, el segundo en el minuto 15 que fue una clara situación con un remate que se fue muy cerca de la portería defendida por Gabbrarini.

Liga tardó para acomodarse y en el minuto 19 tuvo una situación clara con un pique al vacío de José Ayoví que luego de ganarle la espalda al defensa Wigandt sacó un remate cruzado que se fue cerca ante la rápida salida de Esteban Andrada.


En el minuto 30 Liga sufrió un momento de estupor con la grave lesión del 'Chavo' Cruz, que en el esfuerzo por salvar su portería se fracturó el tobillo derecho.

En el minuto 56 Boca tuvo su situación más clara con un centro frontal que le quedó al colombiano Sebastián Villa, quien sacó un furibundo remate que se estrelló contra el travesaño.

Liga tuvo después sus mejores minutos en la Bombonera: primero a los 67 con un cabezazo de Julio Santos, y luego en el 72 un error en defensa de Carlos Izquierdoz dejó a Jhojan Julio Palacios de cara a la portería, lo que exigió una providencial salvada de Lisandro López para enviar la pelota al córner.

En Boca tienen sed de revancha ante su clásico rival, es por eso que desean toparlo en las semifinales. Uno de los referentes, Carlos Tevez, no dudo a la hora de decir que quiere enfrentarse al ‘millo’. "¿Cerro o River?", fue la pregunta del periodista de la televisión. "Ojalá pase River así podemos jugar el Superclásico de vuelta", sentenció el Apache.

El Monumental se “agranda” para el Superclásico con Boca

El estadio Monumental se agranda a partir del Superclásico. Luego de una serie de obras y remodelaciones encabezadas por el Departamento de Infraestructura de River, fue autorizado a ampliar su capacidad desde el duelo del domingo a las 17 ante Boca, por la quinta fecha de la Superliga Argentina de Fútbol: de los 66.266 espectadores que podía albergar, pasó a tener habilitación para cobijar a 70.074; es decir, representa un aumento de 3.808 personas.

Las adaptaciones fueron efectuadas con la autorización del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que luego de evaluarlas expidió la autorización para que el Monumental quedara ampliado: desde 2014, la capacidad del Monumental incorporó 10.000 nuevas ubicaciones.

No sólo en las tribunas se enfocaron las obras en el hogar del Millonario. River también finalizó obras de renovación en el vestuario local: se agrandó la utilería, que ahora cuenta con un mueble con espacio destinado a cada integrante del plantel campeón de América. Además, amplió la sala de kinesiología con un vidrio u-glass y cuenta con camillas nuevas automáticas. E incorporó la oficina de videoanálisis y se remodeló el consultorio médico para atender a cuatro jugadores a la vez.

El hogar del plantel profesional, la concentración, también fue renovada en un 80%, bajo la estricta supervisión de Marcelo Gallardo. El mobiliario fue renovado totalmente, en el comedor y en el living, el cual ahora cuenta con un proyector de última generación. La cocina es el sector que sufrió un cambio más radical: participó de los trabajos un ingeniero en bromatología y los mismos fueron supervisados por el nutricionista del plantel.

Los hinchas disfrutarán de las modificaciones en el primer Superclásico post final de la Copa Libertadores 2018, y en el umbral de la chance de volver a cruzarse en el certamen internacional más importante, pero por las semifinales: gracias a la ampliación, 3.808 espectadores más podrán ser parte de la gran fiesta de la Superliga entre Boca, uno de los líderes del torneo (junto con San Lorenzo) y River, cuarto, a tres unidades.

D’Onofrio habló de la notificación de la justicia paraguaya a De La Cruz

La citación judicial en la primera hora del miércoles en Paraguay a Nicolás de la Cruz dejó envuelta a la previa del partido entre River y Cerro Porteño en un ambiente enrarecido. El presidente Rodolfo D’Onofrio habló con la prensa luego de acompañar al jugador a declarar ante los representantes de la Justicia y advirtió que existe un «clima tenso».

«Fue una sorpresa. Si hubiera sido anoche… Pero entramos ayer y no pasó nada. No llegó a Buenos Aires (una notificación); nada. Hay algo que no sabía. La causa tenía una probable penalidad de dos años de prisión, no era prisión internacional por lo cual no podía existir ninguna búsqueda internacional, tenía que ser acá en Paraguay», declaró el máximo directivo de River ante la prensa.

El mandatario resaltó que tanto en la fiscalía como en el juzgado «estuvo todo bien» y que hubo «procedimientos normales en un caso de este estilo». Aunque aclaró: «Fue una sorpresa absoluta porque al propio jugador le pasó esto en febrero del 2016 y creo que en noviembre de ese año vino de vuelta con el Sub 20 uruguayo y no había pasado nada. Qué se yo… Se habrán distraído».

A D’Onofrio «no le cabe la menor duda» de que esto será una motivación extra para el atacante de 22 años y advirtió: «¿Sabés dónde quiere la revancha de lo que pasó hoy? ¡En la cancha, la quiere De la Cruz! ¿Sabés lo que es provocar a un uruguayo? Ahora bánquenselo».

«Ayer a la noche cuando llegamos, la cónsul argentina nos dijo que tomáramos precauciones porque había cierta seguridad de que nos iban a dar. Pasaron cosas raras, noto un clima tenso. Lo único que digo es que esto es un juego. Seguro que los jugadores, nosotros, vamos a estar protegidos, pero también le pediré al embajador argentino por la seguridad de los hinchas», advirtió. «Vine de Buenos Aires sin saber que había este clima acá. Hay un clima tenso, como que nervioso. Lo noto así», agregó.

Al mismo tiempo, reiteró el pedido en torno al cuidado de los fanáticos argentinos que estarán presentes en el estadio mañana: «Mi preocupación ellos la saben. No los hago responsables de nada. Sí pido que en la cancha tomen todas las precauciones de seguridad. Que haya policía para darles seguridad a los aficionados argentinos que son gente que ama a River, de la zona, que aprovecha la cercanía. Me los crucé, el que no me dice que es de Formosa, es del Chaco».

La delegación de River se enteró durante la primera hora del miércoles de que el atacante uruguayo de 22 años iba a ser interrogado por la Justicia a raíz de una causa que surgió en febrero del 2016 cuando él, junto con otros cuatro compañeros del Liverpool, habrían agredido presuntamente a fuerzas de seguridad de ese país en medio de un partido contra San Pablo por la Copa Libertadores Sub 20. Los enviados judiciales irrumpieron en el hotel del «Millonario» y llevaron a De la Cruz ante el fiscal y el juez a cargo de la causa. Luego quedó en libertad y mañana podrá ser parte del encuentro por los cuartos de final del torneo internacional.

«Cada país maneja a su manera y sus formas. Sabe de qué manera lo hace. No voy a ponerme a calificar las formas. Siempre lo atendieron muy bien. No tengo nada para decir ni del fiscal ni del juez ni de la Policía. Viajamos solos, no fuimos con la Policía en la combi», explicó D’Onofrio.