jueves, 6 de diciembre de 2018

Boca llegó a Madrid cargado de ilusión

El aeropuerto de Barajas se revolucionó con la llegada de Boca. Si bien no hubo una gran convocatoria de hinchas, los medios españoles se amontonaron para recibir a la delegación que busca la séptima conquista de la Copa Libertadores de su historia.

En un vuelo chárter, el plantel del Xeneize arribó a la capital española pasado el mediodía (de Bolivia) de este miércoles y luego se dedicó al descanso para concentrarse en el predio de Las Rozas de Madrid y ultimar los detalles del partido definitorio de la Superfinal ante River.

Con una temperatura agradable y un cielo despejado, los jugadores le confiaron a Infobae que tuvieron un vuelo muy tranquilo. Tras alojarse en el hotel Eurostar Mirasierra, varios de los 24 futbolistas fueron acompañados por sus esposas e hijos que viajaron para presenciar la final.

Con mate en mano para no extrañar la tradición, los protagonistas se mostraron de buen humor durante el vuelo, ya que Carlos Tevez, Wanchope Ábila y Pablo Pérez fueron los encargados de musicalizar el avión con la música tropical y celebraron los chistes del humorista Roberto Moldavsky.El entrenador Guillermo Barros Schelotto organizó entrenamientos de penales antes de partir al país ibérico y sus dudas se presentan en la ofensiva del equipo. Una de las posibilidades es que disponga del doble 9 compuesto por Darío Benedetto y el ex atacante de Huracán.

La incógnita también se presenta por el estado físico de Cristian Pavón, quien se recupera de una lesión muscular, y en caso de estar al 100% físicamente el Mellizo podría incluirlo dentro de los once titulares.El martes por la noche, los fanáticos que se quedaron en Buenos Aires se autoconvocaron para protagonizar el popular banderazo en apoyo a los jugadores. El domingo a las 20:30 (hora de España) la Casa Blanca del Real Madrid se teñirá con el color del Superclásico argentino que será histórico. La gloria eterna se dirimirá entre xeneizes y millonarios en territorio ajeno.

Angelici

Boca ya está en Madrid y fue un viaje ameno junto a los familiares de los jugadores. Pero Daniel Angelici, a pesar de eso, se mostró disconforme por la decisión que tomó la Conmebol. “Es extraño estar en Madrid. Estábamos a pocas cuadras de jugar un partido y tuvimos que viajar 11 horas para estar acá”, rezongó el presidente de Boca en Closs Contienental.

“No nos podemos privar los argentinos de un espectáculo como éste. Es triste tener que viajar 12.000 kilómetros para jugar un partido. No hay que dejar de recordar que Boca fue agredido y los jugadores no estaban para jugar el partido, ni el sábado ni el domingo”, remarcó Angelici desde España.

Aunque la intención de la máxima autoridad y de los dirigentez del Xeneize era no jugar el partido, Angelici comentó que la instancia legal sigue su curso. “La relación con (Alejandro) Domínguez estaba muy tensa para decirle ‘a Madrid no vamos’. Lo legal sigue por caminos separados a la final, en el día de mañana teníamos que tener una respuesta. Vamos a apelar todas las instancias”, aseguró.

No hay comentarios:

Publicar un comentario