domingo, 18 de noviembre de 2018

Scocco trabaja con pelota y puede tener alta mañana

Cada día suma para llegar con solidez al compromiso del sábado 24, cuando River y Boca busquen levantar la copa de la Libertadores 2018. Y en la cuenta regresiva, el Millonario recibió una buena nueva: el delantero Ignacio Scocco empezó ayer a trabajar con pelota y es probable que mañana reciba el alta médica.

El atacante, que arrastra una contractura en el gemelo derecho desde el 3 de noviembre, cuando se lesionó en el partido superliguero ante Estudiantes de la Plata, ilusiona en la interna del club de Núñez. Particularmente, quien espera contar con él de inmediato es el DT Marcelo el Muñeco Gallardo, que con la baja (por amarilla) del colombiano Rafael Santos Borré ha limitado sus cartas para plantear el duelo por la vuelta, en el Monumental.

Según información de la agencia argentina Télam, el cuerpo médico del Millo evaluará mañana a Nacho. Si todo sale bien, dejará el trabajo diferenciado y se unirá a los ejercicios con el grupo para ponerse a punto futbolísticamente. En caso de que Scocco sea incluido entre los once que salten a la cancha para buscar el cuarto trofeo, su respuesta, de momento, se pinta “incierta”, considerando que perdió continuidad.

Todo está en las manos o, mejor dicho, en la cabeza de Gallardo. En el conteo definitivo, el estratega merlense prefiere mantener sus ideas en total hermetismo.

Ya lo había dejado en claro la semana anterior, cuando refirió que en esta clase de compromisos es válido reservarse los detalles. Todo “juega”, incluso aquellas informaciones previas.

En este sentido, asoma en el horizonte la posibilidad de que Gallardo vuelva a dar un golpe táctico ante la propuesta del mellizo Guillermo Barros Schelotto, conductor de Boca Juniors.

Suena la alternativa de que el Muñeco revolucione el tablero por segunda vez: puede poner a Lucas Pratto, descollante en la ida (con un gol y mucho trabajo físico), como único punta y añadirle un volante creativo a la línea del mediocampo.

Entonces adoptaría el esquema muy arriesgado del 4-3-2-1. El Oso sería colaborado con Ignacio Fernández y Gonzalo el Pity Martínez. Estos últimos tendrían vocación ofensiva.

Pero nada se encuentra servido. Algunos medios de Argentina coinciden en “despotricar” por el estilo hermético del director técnico.

De más está decir que Gallardo no es previsible. Lo que sí es verdad que el estado de Scocco influirá en sus determinaciones.

EL PITY, ¡QUÉ LOCO QUE ESTÁ! Hasta la Confederación Sudamericana de Fúbol (Conmebol) reconoció que Gonzalo está “fuera de sí” cuando juega a la pelota.

En su cuenta de

Twitter, la entidad publicó una imágen del riverplatense con la primera oración de su canción y unos emoticones: “El Pity Martínez...”.

Recuperación

El equipo de Marcelo Gallardo recuperó a Leonardo Ponzio, el capitán del equipo. No obstante, perdió a Rafael Santos Borré, por amarillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario