domingo, 11 de noviembre de 2018

Apache y Guille, contrapuestos

El xeneize Carlos el Apache Tévez y el DT de Boca, Guillermo Barros Schelotto, se pronunciaron de forma totalmente diferente con respecto a la reprogramación del duelo de ayer entre River Plate y el cuadro dueño de la Bombonera.

El delantero experimentado, que regresó al club de sus amores luego de militar en suelo chino, opinó que el campo de juego se encontraba en óptimas condiciones pese al “diluvio”, por lo que no debería haberse postergado la primera final copera.

“La cancha estaba bien por el agua que había caído. Se encontraba bien para jugar”.

El testimonio del Apache ante los medios de comunicación se dio luego de que el crack recorriera el estadio, evidentemente mojado por la jornada pasada por agua (cayeron 110 milómetros).

No pensó lo mismo el estratega del club xeneize, que en su contestación fue contundente: “Jugar no se podía. Llovió mucho. El campo tenía agua y, de hecho, después de las 17:30 volvió a llover fuerte y hubiera sido difícil”.

Tévez, molesto por la reprogramación del superclásico sudamericano, recalcó la importancia de mantener la concentración intacta de cara al compromiso, que fue postergado para la fecha (15:00, hora boliviana).

“Hay que seguir enfocados. Ahora nos vamos al hotel para continuar concentrados, como si se jugara mañana (por hoy)”.

El Apache no es titular en el once que viene delineando el mellizo Barros Schelotto, pero se constituye en una ficha experimentada en el plantel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario