sábado, 5 de enero de 2013

Boca espera a Riquelme

El volante argentino está cada vez más cerca de volver a vestir la casaca xeneize, tras su alejamiento el 4 de julio pasado.

Todo indica que Riquelme volverá a ponerse la camiseta número 10 de Boca, pero el “sí” oficial se demora y el llamativo silencio del presidente abre una interrogante. Ayer se esperaba un encuentro al mediodía, después se pasó para la tarde y ya por la noche la reunión cumbre no se había realizado. En la Bombonera los dirigentes repasaban el contrato de Román. Y los abogados de ambas partes (del club y del jugador) pulían detalles del vínculo. El tema es el tope del dólar: la moneda extranjera tenía una cotización a la hora de firmar el contrato y otra ahora... Riquelme se quedó en su casa; tampoco su representante, Daniel Bolotnicoff, pasó por La Boca. Cerca de las 20.30, Daniel Angelici abandonó la Bombonera y no realizó declaraciones.
En tanto, Boca volverá al trabajo hoy desde las 9.30 en Casa Amarilla y el domingo partirá rumbo a Tandil. Según trascendió, Riquelme ya les habría comunicado a sus amigos en el plantel (Lucas Viatri, Clemente Rodríguez...) que comenzará la pretemporada con el equipo hoy en el club.
“Si se llega a dar será la vuelta de uno de los ídolos más grandes del club. Un refuerzo de la categoría de Román es muy grato para el entrenador y fundamentalmente para el club y los hinchas. Me pondrá muy contento si su decisión es volver”, dijo Angelici en diálogo con Telefé, y por la noche se quedó sin palabras.
La negociación parecía cerrada desde el día del cónclave en la casa de Bianchi, pero el silencio de ambas partes invitan a pensar los contrario.
Aquel jueves 26 de diciembre, cuando Riquelme y Angelici fueron a la casa del entrenador y allí Román manifestó su deseo de volver, pero solicitó unos días para dar su resolución. Claro, para ese momento, ya habían quedado atrás las declaraciones del 10 que lo alejaban del club. “A Boca, como jugador, no vuelvo”, había dicho cuando la renovación del contrato de Julio Falcioni era inminente y antes de que la Bombonera hubiera hablado en pedido de Bianchi y Riquelme el 8 de diciembre en el encuentro ante Godoy Cruz.
El enganche no viste los colores de Boca desde el 4 de julio en San Pablo, tras perder la final de la Copa Libertadores ante el Corinthians.

35 años cumplirá Riquelme en junio, pese a su edad es pedido por la hinchada de Boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada