miércoles, 1 de junio de 2011

Civarelli, destituido de Boca Juniors

La directiva del Boca Juniors argentino destituyó a un entrenador de la cantera del club por dar un “pico” (beso suave en la boca) a un jugador de 16 años.

“Fue una joda (broma) sana”, se defendió ayer el técnico Víctor Civarelli, de vasta trayectoria en las divisiones juveniles del popular equipo

argentino.

El episodio ocurrió hace unos días en la ciudad de Córdoba (centro), durante el festejo de un gol en un partido en el que la sexta división del Boca goleó por 7-2 al Instituto.

“El chico me vino a gritar el gol. Ni siquiera me tocó la boca”, destacó el entrenador en declaraciones al canal deportivo TyC Sports.

“Fue una pavada, no podemos andar a los besos con un chico. Estoy dolido porque en Boca me conocen”, aseguró.

Civarelli, exportero del Newell's Old Boys y otros clubes, entre ellos el Bolívar de La Paz, y que en los últimos años también ha sido entrenador de los guardametas de la primera división del Boca, comentó que los dirigentes del club primero lo suspendieron de manera temporal y luego lo cesaron.

“Sé que el chico está mal por esto, pero no voy a pedirle que salga a defenderme. Esto me deja ‘pegado' (condicionado) para cualquier otro trabajo que me quieran dar”, subrayó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario