jueves, 7 de noviembre de 2019

Hinchas de River celebran el cambio de sede de la final

Los hinchas de River Plate coincidieron ayer miércoles en que era inviable que la final de la Copa Libertadores entre el Millonario y el Flamengo se disputara en Chile, pero lamentaron las complicaciones que el cambio de sede genera a los que ya tenían las entradas.

La final de la Copa Libertadores entre River Plate y el Flamengo iba a disputarse el 23 de noviembre en Santiago de Chile, pero la Conmebol dispuso este martes que se juegue en el Monumental de Lima por la crisis social que atraviesa Chile.

"Por un lado me parece bien y por el otro lado mal, por los hinchas que ya habían sacado entradas. Tengo muchos conocidos que ya tenían pasaje para ir y todo. Ahora está carísimo para ir a Lima. Perú es el doble o triple, me parece mal por ese lado, pero bien por lo que está pasando en Chile", dijo a Efe desde el Monumental Enrique Toranzos, de 23 años.

"El club también tiene que cuidar al hincha", añadió este fanático, que le puso a su hijo Thiago Carp (Club Atlético River Plate) Toranzos. EFE

Conmebol dará 20 mil entradas para la final de Copa Libertadores 2019

Conmebol confirmó al estadio Monumental de Lima como la sede de la gran final de la Copa Libertadores 2019 entre Flamengo-River Plate y todo indica que Perú recibirá cerca de 20 mil entradas para ser compradas por la afición.
Para ello, Conmebol devolverá el 100% del precio de las entradas a los hinchas que las adquirieron, a través del mismo medio por el que compraron.
A dichos hinchas, se les remitirá un nuevo código que les otorgará derecho de preferencia de compra por el plazo de 72 horas. Transcurrido el plazo, el código quedará invalidado, y las entradas para el juego River vs Flamengo se pondrán a la venta al público en general.
¿Cuánto costará las entradas para el River Plate y Flamengo?
En un inicio se dispuso 20 mil boletos para los chilenos por ser anfitriones, ahora este lote de entradas estará a disposición de los peruanos a precios entre US$ 80 y US$ 300 que podrán ser compradas ingresando al link de la Conmebol y siguiendo los pasos que pide.
Cuánto ganará Universitario por organizar la final de la Copa Libertadores?
Se estima una ganancia que podría superar los 500 mil dólares, aunque el momento se podrá conocer oficialmente con el correr de las horas. Habrá un ingreso significativo que ayudará muchísimo a Universitario de Deportes con miras al 2020.
¿Cuántas entradas les dieron a River Plate y Flamengo?
Cerca de 25 mil localidades ya están vendidas para hinchas del Flamengo y River Plate (12,500 por lado). Mientras que 10 mil ya están en manos de los auspiciadores de la Copa Libertadores.
Flamengo ya tiene todo listo para la final de Copa Libertadores en Lima. Desde el domingo 17 de noviembre, el «Mengao» estará en la capital. Mientras que River Plate, llegará tres días antes del trascendental partido a jugarse en el Monumental de Lima.
Precio de entradas River vs Flamengo para comprar en la final de la Copa Libertadores 2019
Categoría 1: Tribuna Pacífico | 250 dólares / 835 soles.
Categoría 2: Tribuna Andes | 150 dólares / 500 soles.
Categoría 3: Tribunas Sur Poniente, Sur Oriente, Norte Oriente, Norte Poniente | 80 dólares / 270 soles.

Boca Juniors compró ficha de defensor Lisandro López al Benfica

El club argentino Boca Juniors compró a Benfica de Portugal el pase definitivo del defensor Lisandro López, dijo ayer el futbolista.
“Estoy feliz de que Boca haya hecho uso de la opción de compra”, indicó el marcador central en una conferencia de prensa en Buenos Aires.
López, de 30 años, inició su carrera en Chacarita Juniors, luego pasó por Getafe de España, Genoa e Inter de Italia y Benfica, antes de incorporarse a préstamo a Boca a inicios de 2019.
“Antes tenía que demostrar para quedarme, ahora tengo que confirmar lo que mostré”, añadió el marcador central.
Desde su llegada a Boca, el central se convirtió en una pieza clave del equipo, que llegó a las semifinales de la Copa Libertadores y aparece en los primeros lugares de la liga local.
Los detalles financieros del acuerdo no fueron revelados, aunque medios locales señalaron que la opción de compra fijada por Benfica era de 3 millones de euros.

Hinchas de River y Flamengo suben la demanda pasajes a Lima

El cambio de sede de Santiago de Chile a Lima en Perú para la final de Copa Libertadores entre River Plate y Flamengo disparó la demanda de pasajes aéreos para ver la final del principal torneo continental de clubes a disputarse el sábado 23 de noviembre.

El diario Marca de España comparó los costos que implica ver la final sudamericana en relación a viajar a Madrid o Londres durante las vísperas del duelo entre millonarios y el rubronegro.

“Los precios de los pasajes a Lima, saliendo el viernes 22 y volviendo el domingo 24 de noviembre, no bajan de los 80.000 pesos (1.300 dólares), una verdadera locura teniendo en cuenta que viajar a Madrid, los mismos días, sale 60.000 pesos (1.000 dólares) y a Londres 70.000 (1.170 dólares)”, comparó el periódico ibérico.

La erogación extra obliga a buscar recursos económicos adicionales para los hinchas y hacer la reserva de hoteles para ver a sus equipos disputando la corona de campeón.

El cambio de sede tomó por sorpresa a las aerolíneas internacionales, principalmente para el traslado de hinchas tanto de Argentina y Brasil. Las empresas realizan las gestiones para habilitar más vuelos ante la demanda de boletos.

“Viajar a Lima en esas fechas es más caro que ir a Europa y ver partidos de la Premier League o de LaLiga de España”, menciona Marca.

martes, 5 de noviembre de 2019

Conmebol resuelve que la final de la Copa Libertadores 2019 se juegue en Lima

La Conmebol resolvió la noche de este martes que la final única de la Copa Libertadores 2019, entre Flamengo, de Brasil y River Plate, de Argentina se dispute el 23 de noviembre en el estadio del Club Universitario de Deportes, de Lima. Inicialmente estaba programada para jugarse en Santiago de Chile, pero las protestas callejeras en la capital chilena obligaron a cambio la sede del partido.

“Nuevas circunstancias de fuerza mayor y orden público, analizadas y evaluadas con prudencia, considerando la seguridad de los jugadores, del público y de las delegaciones, motivaron la decisión de llevar la final de la Copa Conmebol Libertadores 2019 a Lima, Perú, y mantener la fecha del 23 de noviembre”, dice parte del comunicado del organismo sudamericano.

Conmebol afirmó que el apoyo del gobierno de Perú para brindar las garantías de seguridad fue determinante para decidir por Lima. Los otros candidatos eran Barranquilla (Colombia) y Asunción (Paraguay).

“La decisión fue consensuada con los presidentes de los clubes Flamengo y River, de las asociaciones de Argentina, Brasil y Chile y se sustentó asimismo en la política de realizar cada una de las finales únicas en diferentes países”, agrega el comunicado. Conmebol cerró la publicación agradeciendo al gobierno de Chile por el apoyo al fútbol sudamericano.

miércoles, 23 de octubre de 2019

River le propina otro duro golpe a Boca y se clasifica para la final

River Plate le propinó otro duro golpe a Boca Juniors al eliminarlo en la Bombonera y clasificarse para la final de la Copa Libertadores 2019, pese a perder por 1-0 este martes y aprovechar el 2-0 conseguido en el partido de ida en el Monumental.

El único gol del partido lo hizo el venezolano Jan Hurtado, que comenzó en el banquillo, a los 80 minutos.

La salida de los equipos al campo estuvo precedida por un importante espectáculo de fuegos artificiales.

Ambos equipos posaron juntos y se retrataron con un mensaje en contra de la violencia en el fútbol.

El inicio del partido se retrasó unos quince minutos porque empleados del club tuvieron que retirar papeles que arrojaron los hinchas que impedían vislumbrar las demarcaciones del campo.

A los 21 minutos, el árbitro brasileño Wilson Sampaio le anuló un gol al centrocampista de Boca Juniors Eduardo ´Toto´ Salvio porque en la jugada previa la pelota pegó en la mano del defensa Emmanuel Mas.

Poco después, una mala salida del portero Esteban Andrada estuvo cerca de terminar en gol de River.

En una de las últimas jugadas del primer tiempo, Franco Armani evitó un gol en propia puerta de Enzo Pérez.

Durante los primeros 45 minutos, Boca Juniors buscó generar peligro a través de largos y altos envíos para Ramón ´Wanchope´ Ábila, su ariete. Pero River aguantó con solvencia los embates.

El comienzo del segundo tiempo fue muy parecido al primero. Boca atacó pero chocó contra la línea defensiva de River, que no logró inquietar de contraataque.

Alfaro movió el banquillo a los 61 minutos y mandó al campo a dos delanteros: Mauro Zárate y el venezolano Jan Hurtado.

Poco después, Marcelo Gallardo hizo que Lucas Pratto ingresara en lugar del colombiano Borré.

El trámite no varió demasiado. Boca avanzó con ímpetu pero sin ideas y River se defendió con seguridad.

Pero a diez minutos del final, Hurtado, que había ingresado poco antes, anotó el 1-0 tras desviar sobre la línea un tiro libre que envío Alexis Mac Allister y cabeceó Lisandro López.

Boca apretó en el final pero River logró aguantar contra las cuerdas.

En el encuentro de ida el Millonario ganó por 2-0 con goles de Borré y de Ignacio Fernández.

River Plate jugará la final de la Copa Libertadores el 23 de noviembre en el Estadio Nacional de Santiago de Chile ante el Gremio o el Flamengo, que en la ida empataron 1-1, y que este miércoles decidirán en choque de vuelta al otro finalista.

En diciembre del 2018, River Plate se consagró campeón de la Copa Libertadores al vencer a Boca Juniors en la final que se jugó en Madrid (España).

martes, 22 de octubre de 2019

River elimina a Boca y desata otra locura millonaria



El campeón defensor River Plate disputará la final de la Copa Libertadores 2019 pese a perder 1-0 con Boca Juniors este martes en el estadio La Bombonera de Buenos Aires, pero haciendo valer la victoria 2-0 en el partido de ida de las semifinales.

El gol lo marcó el venezolano Jan Hurtado al empujar la pelota sobre la línea del arco, en una arremetida tras un centro que había bajado de cabeza el central Lisandro López, a los 81 minutos.

Los 'millonarios' jugarán el 23 de noviembre en Santiago de Chile un único partido contra el vencedor de la llave brasileña Flamengo-Gremio, que empataron 1-1 el primer choque en Porto Alegre y disputarán la revancha el miércoles en el Maracaná.

El DT de los riverplatenses, Marcelo Gallardo, ganó siete títulos internacionales desde que asumió en 2014, incluidas dos Libertadores. River ganó cuatro veces la Copa, incluida la última en el superclásico trasladado a Madrid en 2018 (3-1), y Boca la conquistó seis veces.


Aluvión 'xeneize'


El presidente argentino Mauricio Macri, expresidente e hincha de Boca, intentó sugerir en su momento que el encuentro se aplazara debido a que se celebran el domingo elecciones generales, pero la Conmebol no lo aceptó.

Boca era una tromba. Mandó a Ramón 'Wanchope' Ábila como único punta de lanza. Carlos Tevez y Eduardo 'Toto' Salvio se lanzaban como morteros contra el área adversaria. Les faltaba encontrar de socio a Alexis Mac Allister. Por las bandas escalaban Julio Buffarini y Emannuel Mas.

Los 'xeneizes' eran un aluvión. Atacaban sin dar cuartel. Lo hicieron como nunca, porque no es el estilo conservador y equilibrado impuesto por el entrenador Gustavo Alfaro. Pero tenían que quemar las naves.

No había otra alternativa para Boca que desorganizar a River. El problema es que rebotaban una y otra vez contra una retaguardia liderada por Lucas Martínez Quarta y Javier Pinola. Enzo Pérez rompía todo juego que se acercara al guardavalla Franco Armani.

Los avances empezaron a mermar. River halló en velocidad huecos para el contragolpe. No proyectó, cuidadoso del resultado, a los laterales Milton Casco y Gonzalo Montiel. A Exequiel Palacios e Ignacio 'Nacho' Fernández les costaba encontrar la pausa para su fútbol de toque incisivo. Había demasiado vértigo. Demasiado nervio en cada acción.

En ese torbellino funcionaba mejor la velocidad y la técnica de Nicolás de la Cruz. El uruguayo quebraba la línea defensiva boquenses a espaldas de Buffarini. En el otro flanco rondaba la amenaza latente del colombiano Rafael Santos Borré.

El talón de Aquiles de Boca eran sus flancos defensivos. El de River los tiros libres ejecutados con pelotas aéreas en los que Boca ganaba los anticipos, sin puntería para el arco.

A los azul y oro les anuló correctamente un gol el árbitro brasileño Wilton Sampaio por mano dentro del área en un centro. No necesitó el VAR (videoarbitraje). La importancia histórica del encuentro disimulaba el mediocre juego de ambos.


Millonario conservador


Un griterío de aliento ensordecedor bajaba desde las tribunas colmadas para mantener el espíritu de los boquenses. Temblaba el piso de la vieja Bombonera. Empujaban los hinchas sin cesar a un equipo más luchador y aguerrido que iluminado.

Boca insistió con la fórmula de las pelotas paradas. River colaboraba involuntariamente con excesivas infracciones en los alrededores del área grande. Cuando River armaba un contragolpe que podía ser letal, aparecía Iván Marcone para voltear rivales. Siempre al filo del reglamento.

Y si la jugada seguía. Carlos Izquierdoz era un salvador de emergencia, un bombero. Junto con Lisandro López, ponían el alma en cada bloqueo arrojándose al piso.

Las últimas cartas que le quedaban a Alfaro las jugó al ordenar las salidas de Ábila y el volante Agustín Almendra. Mandó a la cancha a Mauro Zárate y a Hurtado. Luego al colombiano Sebastián Villa. Zárate lo justificó enseguida con buen dominio de la pelota y remates al arco que exigían a Armani. Hurtado, con su gol.

Gallardo, conservador como nunca, miró las barajas también y respondió con la entrada de los goleadores Lucas Pratto e Ignacio Scocco. Pratto no le dio la razón pues en una carrera limpia hacia el arco, solo sin marca, tiró un insólito pase fallido.

El tiempo se consumió y River celebró en la casa de su archirrival histórico. Para Boca la eliminación es otro episodio que mancha su rica historia menos de un año después de la final de Madrid.