jueves, 19 de septiembre de 2019

River eliminó a Godoy Cruz y avanzó



En el estadio de Lanús, River se impuso 1-0 a Godoy Cruz y avanzó a los cuartos de final de la Copa Argentina. El conjunto de Núñez había llegado a esta instancia tras eliminar a Argentino de Merlo por 3 a 0 y en los penales Gimnasia de Mendoza.

El equipo de Gallardo fue en búsqueda de la apertura del marcador desde el primer minuto, pero el dominio del balón no se reflejaba en las situaciones de peligro, por lo que el encuentro se jugaba lejos de ambos arcos. Hasta que a los 21 minutos llegó la apertura del marcador.

«Dos cabezazos en el área es gol», aseguran los expertos. Y así fue que River se puso en ventaja, aunque los dos que tocaron el balón fueron futbolistas de Godoy Cruz. Kevin Gutiérrez la peinó y Joaquín Varela terminó de meter el centro de Nacho Fernández en propia puerta. Así, casi sin quererlo, el Millonario estableció el 1-0.

Fernández fue justamente quien tuvo la oportunidad de ampliar la diferencia con un disparo de media distancia cinco minutos más tarde, que se fue apenas afuera. Pasada la media hora de partido fue el Tomba el que reaccionó con una gran jugada colectiva que terminó con Leandro Vella mano a mano con Franco Armani, pero el delantero definió por arriba del travesaño.

Los últimos 10 minutos fueron un show del conjunto de Gallardo, que mostró una versión similar a la que había tenido ante Huracán el sábado y contó con varias posibilidades para aumentar el marcador, sobre todo en los pies de Matías Suárez y Rafael Santos Borre.

En el complemento la intensidad quedó de lado. Las transiciones de River se hicieron más largas y escasearon las situaciones de peligro. Gallardo mandó a la cancha entonces a Pratto y Scocco para buscar algo diferente en ataque, porque si bien su equipo no sufría en defensa, tampoco liquidaba el partido.

Si algo faltaba para que el Millonario se sintiese aún más cómodo en el terreno de juego fue la expulsión de Cardona, a los 35 minutos, por insultar al juez. Inmediatamente después, Jorge Carrascal, que había ingresado minutos antes, tuvo una oportunidad inmejorable cuando quedó solo debajo del arco, pero su remate se fue desviado.

A pesar del fastidio de Gallardo, debido a la falta de eficacia de los definidores, el triunfo de su equipo nunca peligró y mereció marcar más goles. El 1 a 0 fue suficiente.

River se medirá en la próxima instancia ante el ganador de Almagro y Talleres de Córdoba, partido cuya fecha aún se desconoce. El fin de semana, por la Superliga, recibirá a Vélez en el Monumental. Por su parte, Godo Cruz se enfrentará a Banfield en Mendoza.

En la Copa Argentina, por la misma llave que River, Colón está en cuartos de final y aguarda por conocer su rival: Estudiantes de Buenos Aires, de la Primera Nacional, o Real Pilar, de la Primera C. Del otro lado del cuadro, Central Córdoba de Santiago del Estero espera por la definición de Estudiantes de La Plata y el ganador del cruce por 16avos entre Estudiantes de San Luis y Barracas Central.

Además, Independiente y Defensa y Justicia se medirán en los octavos de final la próxima semana en búsqueda del boleto para la siguiente instancia, en donde espera Lanús.

Boca tendrá dos importantes regresos para San Lorenzo

El último triunfo de Boca ante Estudiantes en la Bombonera lo depositó en la cima de la Superliga. El ahora ex líder San Lorenzo había caído en su visita a Colón en Santa Fe y ahora quedó a un punto del Xeneize, justamente su próximo rival. La cita entre puntero y escolta será este sábado, desde las 17:45, en el Nuevo Gasómetro. Y el equipo de Gustavo Alfaro volverá a contar con dos jugadores de peso.

Tanto Eduardo Salvio como Mauro Zárate estarán disponibles para el encuentro del fin de semana, luego de dejar atrás sendas lesiones. El Toto sufrió una distensión en su isquiotibial izquierdo en la revancha por los cuartos de final de la Libertadores ante Liga de Quito (hace 24 días), mientras que MZ19 se rehabilitó tras un desgarro en el sóleo derecho en Ecuador (31 días). Ambos fueron preservados en el último compromiso ante el Pincha.

La idea del cuerpo técnico y médico fue que se recuperaran de forma óptima para adquirir rodaje futbolístico en estas dos semanas previas a la ida de las semifinales de la Copa ante River (1° de octubre en el Monumental). Alfaro todavía no definió el once para visitar al Ciclón, pero Salvio y Zárate seguramente sumen minutos de arranque o desde el banco.

En paralelo, otro lesionado sigue con la puesta a punto con River en la cabeza. Se trata de Ramón Ábila, víctima de un desgarro en su aductor derecho. Wanchope todavía no tocó la pelota pero ya realiza trabajos físicos más exigentes y la idea es que vuelva oficialmente a las canchas contra Newell’s, el sábado 28 de septiembre en la Bombonera.

La del sábado será una parada brava para Boca: no solamente defenderá la cima del campeonato (Talleres de Córdoba también está a un punto y el lunes recibirá al Gimnasia de Maradona) sino porque el DT azul y oro considerará este match como una prueba de fuego antes de visitar el Monumental. En medio estará el cotejo ante la Lepra en el que, en principio, apostará por mayoría de suplentes.

Riquelme tendrá su partido de homenaje en La Bombonera el 12 de diciembre

El exfutbolista argentino Juan Román Riquelme presentó el miércoles su partido de despedida del fútbol, que se jugará el próximo 12 de diciembre en La Bombonera, estadio del Boca Juniors.

Riquelme confirmó que los equipos de su partido de despedida, que se disputará coincidiendo con el ´Día del Hincha de Boca´, los formarán por un lado jugadores de la plantilla ´Xeneize´ con la que ganó la Copa Libertadores de 2000 y por el otro los que integraron el plantel campeón de la misma competición en 2007, la última que ganó el Boca hasta el momento.

"Yo solamente quería jugar en Primera y tener que encontrarme con esta situación de poder hacerme un partido después de haberme retirado hace mucho tiempo es maravillosa y tengo que agradecer el cariño que me dan", dijo el también exjugador del Villarreal y del Barcelona.

Han pasado cinco años de su retirada, pero Riquelme indicó que trató de alargar "lo que más" pudo su partido de despedida para que su hijo pequeño, Martín, "pueda disfrutar".

La celebración del encuentro supone la confirmación de un momento que demandaba desde hace largo tiempo la afición boquense, por lo que se espera una alta afluencia a La Bombonera, en Buenos Aires.

Preguntado por el cariño que le profesan los aficionados, muchos de los cuales lo ponen por encima de Diego Armando Maradona como el mejor jugador de la historia del club, Riquelme bromeó.

"Para mí significa mucho que han hecho una encuesta y siempre las gano, van a hacer cien más y las voy a seguir ganando. Algún día me van a hacer perder, pero no va a ser verdadera. Eso lo sé", aseveró.

´El último diez´, como se le conoce, sólo confirmó la presencia del entrenador que le hizo debutar en el Boca Juniors, Carlos Bianchi.

Aunque no dijo más que ese nombre, de su declaración de que un equipo lo formarán excompañeros suyos de 2000 y el otro los de 2007 se infiere quién puede estar presente en el homenaje.

En 2000, año en que Boca ganó la Libertadores y después la Copa Intercontinental al Real Madrid, algunos de los futbolistas que vestían la camiseta azul y oro eran Rodolfo Arruabarrena, Cristian Traverso, Óscar Córdoba, Hugo Ibarra, los mellizos Guillermo y Gustavo Barros Schelotto y Christian Giménez.

En 2007, estaban Mauricio Caranta, Daniel Díaz, Claudio Morel Rodríguez, Pablo Ledesma, Éver Banega, Neri Cardozo y Rodrigo Palacio, entre otros.

Futbolistas como Martín Palermo, Sebastián Battaglia y Hugo Ibarra formaron parte de las dos escuadras.

Riquelme afirmó que jugadores con quienes ha compartido vestuario en otros clubes e incluso futbolistas que nunca han sido compañeros suyos le han "preguntado para estar", pero que por la característica del homenaje prefirió que fuesen "todo futbolistas" con quienes estuvo en Boca.

La carrera de Riquelme comenzó en 1996 al debutar en el Boca, en el que disputó 14 temporadas en cuatro etapas, y finalizó en el Argentinos Juniors en 2014.

En 2002 cruzó el Atlántico para jugar en el Barcelona, en el que no se asentó y fue cedido y luego traspasado al Villarreal.

Con el ´submarino amarillo´ dejó su mayor huella en Europa durante cuatro temporadas, al alcanzar en 2006 las únicas semifinales de la Liga de Campeones de la historia del club valenciano.

viernes, 13 de septiembre de 2019

El Boca-River inaugurarán el primer torneo femenino



El primer torneo profesional de fútbol femenino de Argentina, que fue presentado ayer tendrá el superclásico entre Boca Juniors y River Plate como plato fuerte de la primera jornada, que comenzará el 21 de septiembre.

El sorteo del calendario de partidos se realizó en las instalaciones de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

El azar emparejó a Boca Juniors con River Plate en la primera fecha.

UAI Urquiza, el vigente bicampeón, debutará ante Independiente.

El primer torneo profesional tendrá 17 equipos: Platense, Racing, Boca, River, SAT, El Porvenir, Villa San Carlos, Rosario Central, Gimnasia, Huracán, Lanús, San Lorenzo, UAI Urquiza, Independiemte, Estudiantes de La Plata, Defensores de Belgrano y Excursionistas.

jueves, 5 de septiembre de 2019

River Plate Regresa a entrenar tras el superclásico

River Plate retomó los entrenamientos, tras el empate sin goles del pasado domingo ante Boca Juniors en el superclásico, con once ausencias y la presencia del centrocampista colombiano Juan Fernando Quintero, quien realizó por primera vez ejercicios con la pelota tras su lesión. Quintero practicó con el balón pese a que todavía no recibió el alta médica tras romperse los ligamentos cruzados de la rodilla izquierda el 17 de marzo en un partido ante Independiente. Se prevé que el colombiano estará listo para el volver al equipo alrededor del 20 de septiembre. Leonardo Ponzio, capitán del Millonario, no pudo participar del entrenamiento porque se encuentra en España. disputado en 2011. También hubieron diez ausentes porque fueron llamados a sus selecciones.

miércoles, 4 de septiembre de 2019

Alfaro anticipó la estrategia ante River cuando era técnico de Huracán

El planteo que realizó Gustavo Alfaro en el Monumental el último fin de semana en el Superclásico que finalizó 0-0 despertó críticas y elogios. El entrenador de Boca apostó por un formato de juego que buscó cortar los carriles de creación de River y persiguió la idea de explotar la velocidad en las contras, aunque este ítem no terminó cristalizándose en el campo.

Debates a un lado, lo particular de lo sucedido en Núñez pasa por que «Lechuga» había anticipado la manera de enfrentar al «Millonario» casi un año antes, cuando todavía era entrenador de Huracán y fue consultado por un programa radial para analizar las instancias finales de la Copa Libertadores.

«River es un equipo que su gestación de juego es interna. Toda la gestación de juego de River va por adentro. Pero es un equipo que tiene mucha verticalidad. Debe ser el equipo con transiciones más rápidas en el fútbol argentino», había explicado el ahora DT de Boca en la emisora Radio Mitre, según recordó el periodista Matías Petrone en redes sociales con un audio de aquella entrevista.

En el juego contra el «Millonario» de este fin de semana, Alfaro plantó una línea de cuatro defensores en el fondo y colocó cuatro mediocampistas con obligaciones defensivas: Alexis Mac Allister, Iván Marcone, Daniele De Rossi y Nicolás Capaldo.

¿En el ataque? Dejó a Carlos Tevez en el banco y apostó por la explosión que podían brindarle los jóvenes Jan Hurtado y Franco Soldano.

«River es el equipo que pasa de posiciones defensivas a posiciones de ataque muy veloz; y lo hace de maneras muy vertiginosas. Y eso lo vuelve un equipo muy vertical», había explicado en octubre del 2018, cuando todavía River y Boca debían superar sus instancias de semifinales para alcanzar el duelo definitorio.

«Vos tenés que manejar dos tiempos bien definidos. Cuando vos manejás la pelota y cuando la maneja River. Cuando la maneja River vos tenés que estar cerrado en el medio, porque si vos estás abierto en el medio con Santos Borré, ya sea Scocco o Pratto, te viven pivoteando permanentemente. Te trabajan por adentro y después te plantean un mano a mano con los dos marcadores centrales, sacándote los centrales afuera, y de esa manera te dejan mano a mano por adentro», destacó.

«Entonces tenés que estar cerrado defensivamente cuando vos trabajás contra estos equipos. Si tenés que trabajar, atacarlo por los costados porque como plantean una línea con tres volantes por lo general con un enganche –ya sea «Pity» Martínez o Quintero–, lo tenés que forzar a jugar por las bandas para que tengan que retroceder y tratar de tener una buena marca en ataque para no perder pelotas en la zona de gestación», había explicado.

Cabe destacar que en el complemento del Superclásico intentó darle dinámica a las transiciones con las inclusiones de Sebastián Villa y Emanuel Reynoso por Mac Allister y De Rossi, pero el «Xeneize» estuvo lejos de poder lastimar a su contrincante.

«Sabíamos que los arranques de River eran muy intensos por la presión y teníamos que estar atentos. Veo un equipo muy sólido defensivamente. En ningún momento padecimos el partido. Sí nos faltó capacidad para sostener la pelota y romper la presión de River. Eso es algo que tenemos que trabajar y mejorar en lo colectivo y con los jugadores. Carlos (Tevez) es un muy buen jugador, que está en un muy buen momento. Pero él o De Rossi no son veloces y en una transición nos hubiese costado más el partido», explicó el propio Alfaro luego del empate 0-0, esta vez sí ya como cabeza de grupo de Boca.